Vaciado

La bolsa española ha continuado en el comienzo de agosto con la recogida de parte de los beneficios logrados en los últimos días del mes pasado y en esta jornada ha bajado el 0,27 por ciento.

Los inversores continúan vaciando de la alforja las ganancias cercanas al 14 por ciento conseguidas en las tres últimas sesiones de la semana pasada y en la primera de la presente mientras aguardan impacientes las medidas de política monetaria que puedan decidir hoy la Reserva Federal estadounidense y mañana el Banco Central Europeo.

Muchos esperan, dada la debilidad de la economía -hoy se conoció el descenso de la actividad industrial en China y la zona euro, así como en Alemania y otros países europeos, aunque en Estados Unidos subió- que adopten estímulos monetarios que animen la producción.

La oposición germana a que el fondo de rescate europeo permanente pueda actuar como un banco y el mantenimiento de la perspectiva negativa de la deuda española por parte de Standard and Poor's, que reconocía los esfuerzos del Gobierno para reducir el déficit, perjudicaron a la bolsa.

Así, en el peor momento del día llegó a bajar el 2,5 por ciento y a perder el nivel de 8.600 puntos, pero las pequeñas ganancias de Wall Street contribuyeron a rebajar las pérdidas al final de la sesión.

Mientras tanto, la cotización del euro discurrió sobre 1,23 dólares durante la mayor parte de la jornada, en la que continuó mejorando la prima de riesgo, que bajó a 536 puntos básicos. El petróleo Brent rondaba los 106 dólares el barril.

De esta manera, el índice de referencia del mercado nacional, el IBEX 35, cedió 18,10 puntos, el 0,27 por ciento, hasta 6.720 puntos. Las pérdidas anuales ascienden al 21,55 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,23 dólares, sólo bajó Fráncfort, el 0,26 por ciento, por las pérdidas del sector automovilístico tras la publicación de resultados de BMW. Londres ganó el 1,38 por ciento; París, el 0,91 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,33 por ciento, y Milán, el 0,27 por ciento.

De los grandes valores bajaron Iberdrola, el 1,22 por ciento; Inditex, el 0,95 por ciento, y BBVA, el 0,83 por ciento, mientras que subieron Telefónica, el 0,9 por ciento; Repsol, el 0,42 por ciento, y Banco Santander, el 0,24 por ciento.

Grifols lideró las pérdidas de las empresas del IBEX (6,87 por ciento) y Bankia las ganancias (6,64 por ciento).