Uno de cada dos conductores sometidos al control de drogas en la última campaña de Tráfico dio positivo

El 56 por ciento de los conductores sometidos a un control de drogas en la última campaña especial de la Dirección General de Tráfico (DGT) --entre el 9 y el 15 de julio-- dio positivo en drogas, según ha informado este martes el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz.

Durante la presentación del balance de la campaña, en la sede del ministerio del Interior --en la que también ha estado presente la directora de la DGT, María Seguí-- el ministro ha señalado que, en total, los agentes de la Guardia Civil realizaron 101 controles de drogas a los 232.000 conductores que pararon durante la campaña para realizarles pruebas de alcohol y drogas, de los que cerca de la mitad dio resultado positivo en esta última sustancia. Mientras, 2.400 conductores dieron positivo en alcohol.

De todos los controles realizados, solo se realizaron test de drogas a los conductores que no habían dado positivo en alcohol y que, sin embargo, daban síntomas de haber consumido alguna sustancia psicoactiva lo que demuestra, según el ministro, 'el magnífico ojo clínico de los guardias civiles de Tráfico'. La DGT prevé realizar hasta final de año 10.000 controles de drogas con el objetivo de poner fuera de la circulación a los conductores que consuman drogas, según ha señalado el ministro.

Por otro lado, Fernández Díaz ha señalado que, en lo que llevamos de 2012, hasta el 15 de julio, han fallecido en las carreteras 687 personas, lo que representa un descenso de un 9,8 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.