Un deportivo de ensueño “made in Spain”

Su nombre es Tramontana y se presentará el próximo mes de marzo en el Salón de Ginebra. Se trata de un poderoso biplaza con motor central de 12 cilindros e imponentes entradas de aire laterales. Tratará de competir con auténticos vehículos de ensueño, como el Bugatti Veyron o el Ferrari Enzo, aunque no se fabricará ni en una gran planta alemana, ni en innovadoras factorías italianas. Se montará en la Costa Brava y su nacionalidad será española, como la de su creador.

No es una ilusión, aunque a más de uno se lo parecerá. El nuevo Tramontana es real, de aluminio y hueso, y anuncia unas prestaciones de órdago. Según su creador, el catalán Josep Rubau, superará con creces los 250 km/h y acelerará de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos. Ya lo hemos anunciado, pero, por si alguien todavía no se lo acaba de creer, lo confirmamos: es español.Este imponente deportivo biplaza nace con la intención de rendir homenaje a los coches más bellos del mundo, los que han marcado una época en la historia del automóvil. Por esta razón, este exclusivo vehículo, que se presentará en Ginebra y del que únicamente se producirán 12 unidades al año, trata de emular a los gloriosos Hispano-Suiza y Pegaso. Eso sí, tal y como asegura su creador, sus rivales serán otros: Ferrari Enzo, Bugatti Veyron, Lamborghini Murciélago, Mercedes SLR y Porsche Carrera GT.De hecho, el modelo recuerda mucho a un monoplaza de Fórmula 1 por sus ruedas descubiertas y unas impresionantes entradas de aire laterales. También la situación de los asientos, uno detrás de otro, contribuye a reforzar esa imagen. Su motor, aunque algo menos potente que los de esa competición, tampoco es poca cosa: monta un propulsor central de 12 cilindros y 550 CV de potencia. Más adelante llegará una versión con mecánica V8.El biplaza aparecerá también con un inédito chasis de aluminio y una estructura que combina una zona indeformable con siete áreas de absorción de impactos. La carrocería, por su parte, es de fibra de carbono con inserciones de madera (en una segunda fase se ofrecerá una carrocería solamente de aluminio). El peso total del vehículo será de 950 kg.La empresa que ha creado el vehículo, también de nombre Tramontana y afincada en Girona, se ha esmerado en el apartado de seguridad. “Con el motor en posición central y los ocupantes situados uno detrás de otro se consigue un perfecto reparto de pesos y un centro de gravedad ideal", aseguran en la compañía. Mientras, la seguridad pasiva será comparable a la de un coche de competición.La empresa A.D. Tramontana, dirigida por el catalán Josep Rubau (diseñador de automóviles graduado en el Royal College of Arts de Londres), está formada por un grupo de profesionales con experiencia en el sector de la automoción que ya han colaborado con los principales consorcios europeos del sector. El equipo directivo lo forman cinco personas y es la base de una compañía que cuenta con otros 80 expertos colaboradores. Rubau ya logró un importante éxito en el campo del diseño de automóviles, con experiencias como la de la moto concepto Miura (inspirada en un toro) o el Volkswagen New Beetle Dune 4x4, presentado en el Motor Show de Los Ángeles de 2000.

Los mejores vídeos