Un cambio para mejorar

El Lancia Ypsilon incorpora a las dos motorizaciones más potentes de su gama, el 1.4 de 95 CV y el 1.3 Multijet de 70, el nuevo cambio robotizado DFN.

Un cambio para mejorar
Un cambio para mejorar

Este cambio ofrece dos posibilidades de funcionamiento: semiautomática y automática. La primera es la más parecida a un funcionamiento manual, aunque sin que tengamos que pisar el embrague, ya que no existe pedal. Las inserciones hacia una marcha superior o inferior se realizan a través de una palanca convencional que hay que desplazar hacia delante o detrás. La segunda modalidad de uso dispone de dos lógicas: Normal y Economy. Con esta última, el objetivo es el de reducir el consumo de combustible sin perder la maniobrabilidad y el confort de marcha. Tal es así, que las cifras que ofrece Lancia en materia de consumo (con el cambio en función automática y con la tecla Economy pulsada) son inferiores a las obtenidas con motorizaciones equivalentes con cambio manual. De esta manera, el 1.4 16v de 95 CV consume en automático y en ciclo mixto 6,4 litros a los 100 km frente a 6,6 litros a los 100 km con el cambio manual. A su vez, el Multijet reduce su gasto de combustible de 4,6 a 4,5 litros a los 100 km. Aparte, este cambio, en modo automático, se ajusta al estilo de conducción del conductor. Para ello, examina el régimen de giro del motor y la topografía de la posición del pedal del acelerador.