Un accidente de tráfico sufrido por 'El Cojo' obliga a suspender el juicio de la 'Operación Lobezno'

Un accidente de tráfico sufrido esta mañana en la provincia de Salamanca por Diego A.L.P, más conocido como 'El Cojo' y supuesto cabecilla de una red de narcotraficantes, ha obligado a la Audiencia de Valladolid a suspender el juicio previsto contra él y otros siete procesados, quienes fueron detenidos en septiembre de 2009 en el marco de la 'Operación Lobezno' y que se exponen a un conjunto de penas que suman 37,5 años de cárcel.

El siniestro, del que tuvieron noticia las partes poco antes de la hora prevista para el inicio del juicio, se registró esta mañana cuando 'El Cojo', que se encuentra en libertad provisional, se desplazaba en su vehículo desde Salamanca a Valladolid, momento en el que, por causas no especificadas, colisionó de forma frontolateral con otro y sufrió lesiones que obligaron a trasladarle hasta el Servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Vega de la capital salmantina.

Se da la circunstancia de que el lesionado, que recibió un fuerte golpe en la cabeza, ya fue víctima de otro accidente anterior que le mantuvo en estado de coma y a resultas del cual se encuentra jubilado desde entonces, según confirmó a Europa Press fuentes jurídicas.

Ante este hecho imprevisto, la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia de Valladolid, tras ponerse en contacto con el Hospital Virgen de la Vega de Salamanca y conocer el alcance de las lesiones del procesado, acordó posponer el inicio del juicio hasta el día 17 de octubre, aún con carácter provisional, a la espera de que la totalidad de los abogados no tenga problemas de agenda.

GUARDAESPALDAS DE 'EL RUBIO'

Diego A.L.P, vinculado, presuntamente, al cabeza visible del clan merchero salmantino de 'Los Carro', Amancio Javier G.C. ('El Rubio'), del que habría sido guardaespaldas y conductor, figura en la presente causa como cerebro de la red, en la que tendría como principales colaboradores en la distribución de cocaína y otras sustancias a los vecinos de Tordesillas y Medina del Campo Miguel Ángel G.A. ('El cordobés', 'El francés' o 'El flaco') y Luis Miguel A.A, respectivamente, y la novia de este último, Sandra M.A.H.

La supuesta organización, también en labores de distribución, la completarían Rubén R.P, el portero del club 'Latino' Marcos A.G, Óscar Ll.V, consumidor de 'coca' que se financiaba en parte vendiendo marihuana que él mismo cultivaba en su domicilio de Aldeamayor de San Martín--y José E.P.R, este último quien compatibilizaba su labor como vendedor de cupones de la ONCE con la venta de cocaína.

En su escrito de calificación provisional, el Ministerio Fiscal solicita la pena más elevada para Diego Ángel L.P. ('El cojo'), en total casi 9 años de cárcel por delitos de tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y atentado a la autoridad, seguido de Miguel Ángel G.A, con 8,5 por tráfico, tenencia de armas y falsedad en documento mercantil.

Además, para Luis Miguel A.P, Marcos A.G. y Rubén R.P. interesa 4 años de privación de libertad por delito contra la salud pública, mientras que para José E.P.R. y Sandra M.A.H. pide 3 y, finalmente, para Óscar Ll.V. 2 años, éste último por delito de tráfico de drogas de las que no causan grave daño a la salud.

La operación 'Lobezno', desarrollada por la Guardia Civil en Valladolid y Salamanca, se inició ante las sospechas de que el vecino de Tordesillas Miguel Ángel G.A. pudiera estar abasteciendo de droga a vendedores dedicados al menudeo en la localidad y zonas próximas de la provincia, sobre todo debido al incremento patrimonial que había experimentado y plasmado en la adquisición y venta de vehículos.

Las escuchas telefónicas realizadas al 'cordobés', el 'francés' o el 'flaco', como así le apodaban, permitió descubrir que actuaba en labores de recogida, entrega y cobro de droga a terceras personas como subordinado de Diego Ángel L.B, 'El cojo', afincado en Villamayor (Salamanca) y vinculado al clan salmantino de 'Los carro' encabezado por Amancio Javier G.C. ('El rubio').

Precisamente, este último, 'El rubio', había sido detenido en agosto de 2009 en Benidorm en la 'Operación Atalaya', que es el germen de la 'Operación Lobezno'.

En esta última, los 'pinchazos' telefónicos derivaron el 8 de septiembre de 2009 en la detención de seis de los encausados. En concreto, ese día la Guardia Civil de Valladolid, con el apoyo del Grupo Rural de Seguridad con base en León (Módulo Especial de Intervención), había montado un dispositivo en el parking del restaurante 'El Carmen' de Tordesillas tras tener conocimiento de un encuentro entre parte de los encausados.

TIROTEO INCLUIDO

Uno de ellos, Diego Ángel L.P, se encontraba en el interior de un turismo, un Audi A-6, y al percatarse de la presencia policial intentó darse a la fuga, pero colisionó contra un vehículo oficial de la Guardia Civil cuyos agentes, con el fin de evitar maniobras evasivas peligrosas y para inmovilizarle, realizaron dos disparos con una escopeta policial a las ruedas del lateral izquierdo del vehículo, tras lo que se procedió a su detención.

Además, en el exterior del citado establecimiento se detuvo también a dos personas que esperaban a la llegada de 'El Cojo', Se trata del vecino de Medina del Campo Luis Miguel A.A. y Rubén R.P, también de la misma localidad, y más tarde fueron cayendo el resto de presuntos implicados.

En total, fruto de los registros, se intervinieron cinco vehículos (Audi A-6 y A-4, un Volkswagen Touareg, un Toyota Celica, un Seat Altea y un Renault Laguna), dos revólveres, una pistola, cartuchos, siete teléfonos móviles, dos básculas de precisión, más de 10.000 euros en metálico, sustancias estupefacientes (118 gramos de cocaína/heroína, 6,3 gramos de speed y 300 de hachís), además de material de corte, dos armas blancas y diversa documentación.