UGT denuncia la situación laboral del sector

La central sindical ha asegurado este viernes que no va a aceptar que las empresas de construcción de automóviles pidan flexibilidad laboral junto a expedientes de regulación de empleo. El sindicato pedirá una reforma de la ley que regula los recortes de puestos laborales, porque “los trabajadores pagan las consecuencias de una situación que debería ser asumida por las empresas y la Administración"

CC.OO. vence en las elecciones sindicales de Nissan
CC.OO. vence en las elecciones sindicales de Nissan

El secretario estatal de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT, Antonio Ruiz Ocaña, considera que exigir la colaboración de los trabajadores a la par que se tramitan despidos “es un contrasentido inaceptable de las empresas de la industria automovilística". Así lo manifestó durante unas jornadas celebradas en la Escuela Vicent Redolat de Paterna (Valencia), que el sindicato aprovechó para mostrar su malestar por la coyuntura laboral del sector.En opinión de Ocaña, las empresas no pueden justificar su actuación en la crisis que padece la industria: “El sector está hoy por hoy asentado. Aquí ya no hay inestabilidad y con las medidas que se han arbitrado tenemos futuro a corto y medio plazo". “En unos siete u ocho años no habrá problemas", sentenció.El portavoz sindical también se refirió durante su intervención a la necesidad de “profundizar en los derechos de los trabajadores de las empresas ubicadas en los parques de proveedores", e indicó que debe buscarse “por todos los medios que esos trabajadores negocien condiciones sociales similares a las que tienen los que trabajan en la empresa matriz".Entre las mejoras laborales planteadas, Ocaña destacó la igualdad en la jornada laboral, una situación que “debe estar entroncada con la que se hace en la empresa matriz, al igual que el pago de incentivos".