Túneles urbanos, solución para el exceso de tráfico

La búsqueda de soluciones para el constante crecimiento de los parques automovilísticos en las ciudades parece no tener en fin. En la actualidad, la iniciativa que parece tener mejor acogida entre los expertos del sector es la de la construcción de túneles urbanos.

Que el tráfico es uno de los principales problemas de las grandes ciudades no tiene discusión posible, pero tampoco la tiene el hecho de que el vehículo privado es indispensable para moverse por estas grandes urbes, pensadas, sobre todo, para los coches.

El frecuente discurso que habla de una mayor promoción del transporte público frente al privado ha vuelto a ser puesto en duda, aunque esta vez desde el ámbito de los profesionales del sector de las carreteras. Según el debate que mantuvieron en el pasado Congreso Mundial de la Federación Internacional de Carreteras los más de 2.000 especialistas enviados a este encuentro por las diferentes asociaciones integrantes de este organismo internacional, hay que asumir que el automóvil es el único medio que responde a la mayoría de las necesidades de transporte que se presentan en las grandes ciudades.

Si se tiene presente que en pocas décadas el mundo tendrá unas 40 urbes con más de diez millones de habitantes y unas 100 con más de cinco millones de ciudadanos, lo mejor es comenzar a buscar fórmulas eficaces que permitan una mejor convivencia en las ciudades.

En esta línea de pensamiento, los expertos reunidos en París han coincidido en proponer los túneles urbanos como una de las ideas más interesantes, ya que se trata de obras que se pueden realizar casi en cualquier terreno y presentan unos costes competitivos en comparación con otras obras de infraestructuras viarias.

Ejemplos de túneles urbanos que se han destacado en la cita parisina son el de Tokio Bay Aqua Line (Japón), que con sus 9,5 kilómetros es el más largo, y el proyecto que finalizará la vía de circunvalación de París A-86, un túnel de dos pisos que se encuentra en construcción.

Premio a la M-45
Al margen de los túneles, en la conferencia internacional se ha concedido el premio Global Road Achievement, en la categoría de Innovación Financiera, al proyecto de la M-45. Esta vía, de 40 kilómetros, que servirá para solucionar los problemas de comunicación entre el sur de Madrid y el Corredor del Henares, será financiada por el sistema de peaje en sombra, que consiste en que el Gobierno abona una cantidad determinada a la concesionaria dependiendo del número de vehículos que circulen por la vía.