Transportistas y gasolineros mantendrán la presión legal contra Cepsa y Repsol

Las supuestas negociaciones de las petroleras Repsol YPF y Cepsa para pactar los precios en el mercado de los hidrocarburos está levantando las más airadas protestas de diversos colectivos después de que el fiscal general del Estado desestimara la denuncia impuesta por esta actuación por el fiscal anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo.

Consumidores, estaciones de servicio y transportistas están estudiando cómo continuar con las acciones legales por los abusos de la posición dominante y los tratos poco transparentes de las dos operadoras más importantes en España.

Por un lado, la Plataforma Nacional de Consumidores de Carburantes y la patronal de las gasolineras CEEES han anunciado que mañana viernes se reunirán para examinar si presentan una querella conjunta o separada contra Cepsa y Repsol.

Fuentes de la Plataforma, que agrupa a agricultores, transportistas y taxistas, aseguran que su objetivo es "mantener viva" la denuncia de Jiménez Villarejo por los pactos de precios, precisamente la razón por la que esta asociación vio la luz en septiembre de 1999 ante la continua escalada de las tarifas de los carburantes. Por aquellas fechas la CEEES también denunció a las petroleras citadas ante el Servicio de Defensa de la Competencia, caso que fue desestimado por el Tribunal de Defensa de la Competencia por carecer de fundamento.

Paralelamente, la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España, ha manifestado, a través de su secretario general, Antonio Millán Jadón, su intención de mantener las acciones legales, después de que al colectivo que representa le hubiese "sentado muy mal" la decisión del fiscal.