Tráfico busca mejorar la seguridad de los ciclistas

Tras el accidente de los hermanos Otxoa, corredores del equipo Kelme, el colectivo ciclista pide nuevas medidas que aumenten su seguridad en carretera. La Dirección General de Tráfico ya ha anunciado que encargará un estudio sobre la siniestralidad en el ciclismo.

El pasado jueves el ciclismo profesional perdió al corredor del equipo Kelme Ricardo Otxoa, que murió tras ser atropellado en la autovía de Málaga. Su hermano Javier se encuentra en coma.
No es la primera víctima del deporte de la bicicleta en España. Entre la larga lista de corredores fallecidos mientras entrenaban figura también Antonio Martín, quien era denominado "el sucesor de Induráin".
La siniestralidad de este colectivo en carretera afecta también a un gran número de aficionados. Según la DGT, en la última década, han muerto más de 1.000 ciclistas en las carreteras españolas.
Estas cifras preocupan seriamente a Tráfico. Su director general, Carlos Muñoz-Repiso, ya se ha entrevistado con el presidente de la Asociación de Ciclistas Profesionales (ACP) para estudiar la mejora de la seguridad de los ciclistas.
Tras este encuentro, la DGT ha anunciado que encargará un estudio sobre la siniestralidad de este colectivo a una universidad o a un centro de investigaciones especializado. Además, en marzo, el Parlamento debatirá una modificación de la Ley de Seguridad Vial.
En España, "circulan alrededor de 800.000 ciclistas, creemos que es un colectivo suficientemente importante como para preocuparse de su seguridad y estamos intentando hacerlo", ha señalado Muñoz-Repiso.
Por su parte, el colectivo ciclista reclama la intervención del Gobierno. Según el presidente de la Asociación de Ciclistas Profesionales (ACP), José Rodríguez, "la mejora de la seguridad de los ciclistas está en manos del Legislativo y del Ejecutivo".
Esta Asociación ha convocado para el próximo sábado una manifestación en Madrid. Encabezada por el ciclista Pedro Delgado, la concentración comenzará a las doce de la mañana en el Paseo de la Castellana y terminará ante el Palacio de la Moncloa, donde los corredores esperan entrevistarse con José María Aznar.

Madrid podría contar con 50 kilómetros de ruta ciclista protegida
Los ciclistas han denunciado el mal estado de la carretera de Colmenar. Según afirman, las obras en este tramo de la M-607 lleva a que muchos deportistas "se jueguen a diario la vida".
El alcalde de la localidad, José María de Federico, ha acordado con la Comunidad de Madrid el compromiso de alargar el carril bici separado por un muro de hormigón desde Tres Cantos hasta el ya existente, de cerca de ocho kilómetros, en la carretera que une Colmenar y Soto del Real.
De cumplirse este acuerdo, Madrid contaría con un circuito exclusivo para ciclistas separado de la carretera de casi 50 kilómetros de longitud, que enlazaría con los puertos de Navacerrada, Morcuera y Canencia.