Toyota España estudia cómo reaccionar ante un mercado de 600.000 coches

Toyota España estudia en este momento cómo reaccionar ante un mercado de poco más de 600.000 turismos, que es la hipótesis más desastrosa con la que trabaja la filial de la marca japonesa ante una situación de continua caída del registro de matriculaciones.

Jacques Pieraerts, presidente de Toyota España, ha explicado a la Agencia Efe, coincidiendo con el lanzamiento del Yaris híbrido, la línea en la que están trabajando sus equipos para anticiparse al mercado, que ya han corregido tres veces la previsión de cierre para el ejercicio de 2012.

La filial española de Toyota afrontaba a finales del año pasado un ejercicio 2012 con una previsión de 780.000 turismos y vehículos 4x4, que en marzo pasado rebajó a 760.000 y en el mes de abril a 730.000 unidades.

Pieraerts ha explicado que Toyota España ya ha dejado de hacer previsiones ante la inestabilidad del mercado, especialmente el de particulares, porque no se sabe qué factores o noticias van a impactar sobre estos compradores o si otras marcas, ante esta situación, van a impulsar un segmento u otro de mercado.

Toyota España, ante una situación tan cambiante, ha optado por afrontar mes a mes la situación del mercado y trabajar con escenarios hipotéticos para en el caso de hacerse reales saber como reaccionar y conocer qué impacto tendrá sobre la red de concesionarios.

Según el presidente de toyota España, la filial trabaja ahora sobre un escenario de 660.000 turismos y vehículos todoterreno y en otro, más catastrófico, de alrededor de 610.000 matriculaciones.

Jacques Pieraerts no descartó que el mercado español, en este momento en cifras de los años 80, llegue a estos niveles, porque ahora, de nuevo, no se sabe donde está el fondo.

'Creíamos haberlo tocado hace un par de meses pero nuevamente vuelven a caer las matriculaciones', apostilló.

Según el ejecutivo, el continuo incremento del paro y la posible subida del IVA -en la mayoría de los países de la Unión Europea está en el 21 % frente al 18 % español- son factores que tendrán un efecto negativo en la evolución del mercado de turismos en España, que ha caído alrededor de un 60 % desde el año 2008.

No se trata de crear pánico, dijo Pieraerts, porque en el caso de Toyota, si es así, se trata de saber qué podemos hacer, de desarrollar un plan de acción para intentar salvar la red de distribución.

En este punto, el presidente de Toyota España, aseguró que la marca japonesa no ha perdido un sólo concesionario en esta crisis, aunque sí reconoció que se han favorecido las fusiones llegando a buscar el socio adecuado e, incluso, se ha facilitado el traspaso de negocios.

Toyota quiere seguir esta política y es por ello que trabaja sobre escenarios en lugar de previsiones para afrontar un situación que ya afecta a las fábricas españolas, recordó Pieraerts, que están registrando caídas de producción.