Toyota busca mayor presencia en Estados Unidos

La marca Toyota está viviendo días de bonanza en los Estados Unidos con un aumento en sus ventas del 6,3 por ciento en este mes de julio. Con el fin de aprovechar estas buenas cifras, la japonesa va a construir una nueva planta en México.

El principal fin de la construcción de esta planta de ensamblaje en México es lograr vender 2 millones de vehículos en América del Norte para el año 2006, 4 años antes de lo pronosticado.

Así lo ha señalado el director de Ventas en Estados Unidos de la marca, Yoshi Inaba. "Tenemos que construir otra planta en Norteamérica si queremos en serio alcanzar nuestra meta de ventas".

De confirmarse, la construcción de la planta supondría la vuelta de Toyota a México tras su abandono del país en los años 60. Los beneficios que acarreará la construcción en México son destacados. Toyota evitará concentrar su capacidad productiva en los Estados Unidos y aprovechará los beneficios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA o TLC) que eliminará los aranceles comerciales entre Estados Unidos, México y Canadá en 2004. Para este año, según fuentes del fabricante japonés, está previsto que la marca comience su producción de automóviles en México

La factoría tiene muchas posibilidades de construirse en la localidad de Monterrey, al sur del país, y se pretende que manufacture unas 50.000 unidades al año.

Toyota ya está aumentando su capacidad productiva en Estados Unidos y Canadá para lograr producir 1,45 millones de vehículos al año en América del Norte para 2003. Según Inaba, "si todo sigue como está planeado", es probable que las ventas de Toyota en EE.UU lleguen a los 2 millones para 2006.

Por otra parte, Toyota y el Grupo PSA están buscando una ubicación para la instalación de una nueva fábrica en Europa. Esta factoría, que recibirá una inversión de 116.400 millones de pesetas, se encargará de producir el nuevo vehículo pequeño que desarrollarán conjuntamente ambas marcas.

Francia, Bélgica y Polonia tienen las mayores posibilidades de albergar esta planta, mientras que España no es una opción muy viable.