Suecia, ejemplo de Seguridad Vial

Está demostrado. Suecia es uno de los países europeos donde más se sabe de Seguridad Vial y donde más se han reducido los accidentes en Europa. Descubre cómo lo hacen.

Suecia, ejemplo de Seguridad Vial
Suecia, ejemplo de Seguridad Vial

¿Y después del accidente? En Suecia también se ha pensado en eso: intenta reducir los tiempos de respuesta de los servicios médicos y de ayuda en carretera, mejorando la atención. También se fomenta la formación en primeros auxilios para los conductores profesionales, que suelen ser los primeros que llegan al lugar del siniestro. En este sentido, un reciente estudio del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) sostiene que dos de cada tres víctimas que mueren en un accidente de tráfico fallecen en los 20 minutos posteriores al siniestro. Con una asistencia más rápida, el número de personas que pierden la vida descendería un 11 por ciento, aseguran. Para comprobar la validez de la mayoría de las medidas citadas, éstas fueron aplicadas experimentalmente en la ciudad sueca de Trollhätan entre 2000 y 2001. Los coches que circulaban por esta localidad iban equipados con una tecnología que recordaba a los pasajeros que había que usar el cinturón de seguridad, que avisaba si se superaba la velocidad permitida y que impedía conducir bajo los efectos del alcohol. Se separó la circulación de vehículos, peatones y ciclistas en el ciclo urbano (cada uno tenía una zona específica para transitar); se bajaron los límites de velocidad; se instalaron barreras de cable delimitando carriles para evitar colisiones frontales y laterales; y se incorporaron rotondas para sustituir los cruces. Todo ello con una policía que redobló sus esfuerzos a la hora de vigilar y que contó con la ayuda de cámaras de televisión. La conclusión no pudo ser más positiva. La rigurosidad en la aplicación de las normas y de las penas hizo que el número de personas fallecidas en accidentes de tráfico descendiera en un 90 por ciento. Las autoridades suecas tienen bastante suerte de que los dos principales fabricantes de coches del país den tanta importancia a la seguridad y realicen investigaciones constantes al respecto. No en vano, tanto Volvo como Saab están entre las marcas más seguras del panorama actual. Este hecho facilita los acuerdos para acometer una legislación que obligue a los automóviles que circulen por las carreteras suecas a contar con un mayor número de elementos de seguridad activa y pasiva. Muchos de ellos, curiosamente, han nacido en los centros de seguridad e investigación de accidentes de Volvo y Saab. En España, la situación es más complicada, pues se parte de una tasa de muertos por habitante un 50 por ciento superior a la sueca. El objetivo es reducir las más de 5.000 muertes anuales que se producen en las carreteras españolas. Para ello, el Gobierno ha elaborado un Plan Estratégico de Seguridad Vial 2005-2008 que apuesta por una información más exhaustiva del riesgo que supone conducir con alcohol en sangre o a velocidad inadecuada; un mejor control de las sanciones (500 nuevos radares) con sanciones más duras; el carné por puntos y una mayor calidad de los servicios e infraestructuras asociadas a la Seguridad Vial, es decir, aumentar el número de agentes de Tráfico que patrullan las principales vías españolas y mejorar la señalización en los denominados puntos negros.

Los mejores vídeos