Sorprendente fluidez en la "Operación Salida"

Tráfico ya ha finalizado su dispositivo especial desplegado para la denominada "Operación Salida". Se esperaban cinco millones de desplazamientos, pero la fluidez ha sido la tónica general en las carreteras españolas. Mientras que la DGT anunciaba que "lo peor estaba por llegar", los conductores se han encontrado con un panorama bastante similar al del resto del año.

Sorprendente fluidez en la "Operación Salida"
Sorprendente fluidez en la "Operación Salida"

Ya sea porque el calendario ha permitido una salida escalonada, que se prolongará hasta el próximo sábado, o porque la DGT ha concienciado a los conductores de la importancia de evitar las horas y vías más frecuentadas, el caso es que no se han registrado los embotellamientos de otros años. La mayoría de los españoles toman vacaciones, pero las carreteras, en general, presentan el mismo aspecto que el del cualquier día "normal": pequeñas retenciones a la salida de Madrid por la carretera de Extremadura y de entrada a la capital por la N-V (Extremadura) y la N-IV (Granada).

Ayer, en las vías que se dirigen a las zonas del litoral, se produjeron algunos atascos por la mañana, pero por la tarde ya se circulaba con normalidad. En Cartagena, un accidente de circulación ralentizó el tráfico en la N-301 y, por un incendio en Jaén, la A-319 estuvo cortada varias horas.

Aparte de estos incidentes, los tramos más afectados se han localizado en la carretera de Valencia (N-III) y en la A-7, que también se dirige a Levante. En Andalucía, Huelva fue la provincia más transitada y la N-431 registró circulación lenta a su paso por Cartaya y Lepe. Los conductores también tuvieron que sufrir paradas esporádicas en San Vicente de la Barquera (Cantabria) y en la N-634, dirección Asturias.

Si todavía piensas salir de vacaciones, no te pierdas este especial sobre la

Untitled Document Operación Salida .

Objetivo, reducir estadísticas
Según datos de la DGT, durante el especial Operación Salida, desplegado desde las tres de la tarde del martes hasta la medianoche de ayer, han fallecido veinticuatro personas en los quince accidentes mortales registrados en las carreteras españolas.

Tráfico espera volver a mejorar las estadísticas de siniestralidad, igual que en julio. Durante el mes pasado, la mortalidad en las carreteras españolas descendió un 22,8 por ciento: perdieron la vida 385 personas, frente a las 499 que fallecieron en el mismo período del año anterior. También se redujo el número de accidentes mortales, que pasaron a 316, un 17,9 por ciento menos que en julio de 2000.

La DGT recomienda a los conductores extremar la precaución durante agosto, mes en el que el año pasado murieron en las carreteras españolas 429 personas.

Nuestros destacados