Soluciones coreanas para Daewoo Polonia

Las dos factorías de Daewoo en Polonia están a punto de cerrar. Para evitar estas clausuras, el Gobierno polaco ha mandado una delegación diplomática para negociar con los responsables de la firma automovilística.

Las dos plantas de Daewoo ubicadas en Polonia están amenazadas de cierre, debido a la crisis por la que pasa el fabricante de automóviles coreano.

Para evitar que las plantas sean cerradas, una delegación del Gobierno polaco ha anunciado su intención de viajar a Corea, con el objetivo de reunirse con los responsables de Daewoo y tratar la viabilidad de estas instalaciones.

La delegación polaca busca que Daewoo actualice sus contratos con las plantas de este país para que se pueda continuar con la producción. Además, el Gobierno polaco está buscando nuevos inversores para sanear las cuentas de ambas factorías.

Los diplomáticos polacos no van con las manos vacías, han preparado un proyecto de viabilidad para presentar en Seúl. Dicho proyecto contempla la creación de una nueva sociedad que estaría formada por los bancos acreedores polacos y coreanos, por parte del Ministerio de Economía polaco y por Daewoo.

Por el momento, se desconoce la cantidad de personas que podrían verse en la calle, si la empresa automovilística clausura las plantas, pero una de las dos factorías emplea a unas 3.100 personas. Durante el pasado año, Polonia fabricó 5.553 unidades de esta marca, una cifra muy lejana de las 96.282 unidades que se ensamblaron durante el mejor año de producción en este país, 1994.