Si el coche eléctrico quiere triunfar en España, se han de revisar los impuestos al automóvil

Nuestro país tiene la oportunidad de reciclar su industria y ofrecerse como una alternativa muy competitiva para la fabricación y compra de coches eléctricos, pero los impuestos tienen que cambiar.

Si el coche eléctrico quiere triunfar en España, se han de revisar los impuestos al automóvil
Si el coche eléctrico quiere triunfar en España, se han de revisar los impuestos al automóvil

¿Es España un país para coches eléctricos? Tal y como demostramos hace unos meses con nuestro #eReto junto a Endesa y Nissan, viajar por nuestro país con un coche eléctrico es posible, pero también requiere de cierta paciencia y planificación, especialmente a la hora de diseñar nuestro viaje, contar dónde y cuándo vamos a parar o cerciorarnos de que el enchufe que necesitamos esté disponible cuando lleguemos.

Con estas dificultades, es lógico que los ciudadanos sigan optando por vehículos movidos por un motor de combustión, todavía más prácticos y polivalentes. Pero, además, cada vez son más las opciones de combustión que cuentan con etiqueta ECO, bien mediante híbridos tradicionales, con hibridaciones suaves de 48 voltios o con tecnología bi-fuel donde la gasolina combina con el gas para ofrecer mayor autonomía a un menor precio.

Y todo ello con las mismas ventajas fiscales que un coche eléctrico. Ahora mismo, quien se quiera comprar un coche con etiqueta ECO disfrutará de un 75 por ciento de descuento en el impuesto de circulación en Madrid y Barcelona (las dos grandes ciudades donde más partidos se le sacan a estos vehículos debido a los protocolos anticontaminación) y también están exentos de pagar el impuesto de matriculación. La gran diferencia, además, está en el precio, pues son sensiblemente más baratos que otras opciones eléctricas o híbridas enchufables.

Una actualización de los impuestos

Para que esta situación no se extienda en el tiempo y se evolucione a un mercado donde reine el coche eléctrico (el Gobierno quiere que en 2030 haya cinco millones de coches movidos por esta tecnología en nuestro país), Transport&Enviroment (T&E), una ONG especializada en el transporte europeo y su impacto en el medio ambiente, propone una revisión de los impuestos.

Tal y como hemos dicho, un vehículo con etiqueta ECO tiene los mismos beneficios que un coche Cero Emisiones, pero existe una diferencia sustancial: la mayor parte de estos vehículos ECO emiten más CO2 del permitido a partir del año que viene. Europa ha establecido una barrera de 95 gr/km para todos los vehículos que se vendan en la Unión Europea (no hacerlo les supondrá importantes multas a las firmas) pero, sin embargo, 6 de cada 10 coches que emiten 120 gr/km en España pueden acogerse a estos beneficios fiscales.

Por ello, en T&E apuestan por una actualización de los impuestos que de verdad premie la compra del coche eléctrico y no la iguale a la de un vehículo con etiqueta ECO que dentro de poco estará fuera de los límites permitidos por la Unión Europea. Esto se debe a que el etiquetado llevado a cabo por la DGT sólo ha tenido en cuenta la tecnología utilizada por los vehículos, así como su capacidad para circular en modo eléctrico, pero no el número de emisiones lanzadas a la atmósfera.

Esto ha provocado algunas paradojas como la de vehículos muy potentes con una hibridación suave de 48 Voltios que tienen etiqueta ECO. Así, el nuevo Audi RS Q8 de 600 CV y con unas emisiones de 270 gr/km de CO2 es, a ojos de la administración, más limpio que un Seat Ibiza de 80 CV de gasolina y con unas emisiones de 112 gr/km de CO2. El SUV deportivo de Audi, por recibir la etiqueta ECO de la DGT, podrá circular siempre en todos los escenarios anticontaminación planteados hasta el momento, mientras el Seat Ibiza sí está exento del pago del impuesto de matriculación en España (aquellos vehículos que emitan menos de 120 g/km de CO2 están exentos de este tributo), pero no podrá circular en los escenarios más estrictos del protocolo anticontaminación.

Además, en T&E también son conscientes del contexto actual del coche eléctrico en nuestro país, por lo que también recalcan que para que la industria española siga siendo competitiva, el Gobierno debería promover la reconversión de las mismas y ayudar a aquellas empresas que impulsen el vehículo eléctrico, facilitar su compra para el transporte de mercancías, para las flotas de empresa y, sobre todo, mejorar una infraestructura que aún le queda mucho recorrido por delante. Por último, apuestan por incorporar una tasa que castigue la compra de los vehículos más contaminantes.

Los planes eléctricos e híbridos de Toyota hasta 2025: ¡hasta 40 nuevos modelos!

Relacionado

Los planes eléctricos e híbridos de Toyota hasta 2025: ¡hasta 40 nuevos modelos!

Confirmado: Hummer regresa con un bestial pick-up eléctrico de… ¡más de 1.000 CV!

Relacionado

Confirmado: Hummer regresa con un bestial pick-up eléctrico de… ¡más de 1.000 CV!

Los mejores vídeos