Serie limitada del primer coche de la historia

En 1886, hace ya 115 años, Karl Benz sacaba a la calle su "Coche a Motor Patente Benz", el primer automóvil de la historia tal y como se conciben hoy en día los coches. Ahora sale a la venta una exclusiva serie limitada que reproduce aquella máquina.

Serie limitada del primer coche de la historia
Serie limitada del primer coche de la historia

Para "clonar" al abuelo de la automoción, Mercedes ha tomado como ejemplo la unidad que el propio Karl Benz donó al Museo Alemán de Munich en 1906.

La réplica se ha hecho a imagen y semejanza de aquel pionero. Tiene tres ruedas de largos radios cubiertas de goma, pesa 365 kg, lleva un motor de combustión interna y corre a 16 km/h, una audacia para 1886.

Para animarse, el "Coche a Motor Patente Benz" lleva un motor monocilíndrico de 954 cm3 y rinde 0,75 CV a 400 rpm. Se refrigera por agua y tiene un enorme volante de inercia horizontal.

Su precio estará en 9,3 millones de pesetas, impuestos y transporte aparte, pero las peticiones de los coleccionistas ya se agolpan en las oficinas de Mercedes Benz.

Después de tanto tiempo, el Benz vuelve a vivir. Estamos ante una máquina que marcó un hito en la historia de la Humanidad. Su llegada abrió una carrera que todavía continúa. El abuelo está en plena forma.