Sensor de neumáticos, de serie en EE.UU.

Los coches nuevos que salgan de las plantas norteamericanas a partir de 2006 deberán llevar de serie sistemas para controlar la presión de los neumáticos. Así lo ha anunciado la Agencia Federal para la Seguridad del Transporte en Carretera (NHTSA, en sus siglas inglesas).

Sensor de neumáticos, de serie en EE.UU.
Sensor de neumáticos, de serie en EE.UU.

Hace cinco años, la marca de neumáticos Firestone tuvo que llamar a revisión a diez millones de unidades de sus productos por defectos en su fabricación, aunque el fabricante sostenía que parte de la culpa provenía de un inflado incorrecto de las ruedas. Se recuerda como el escándalo de los neumáticos Firestone de los Ford Explorer.A causa de aquel problema, que se relacionó con la muerte de más de 200 personas, las autoridades federales comenzaron a plantearse la necesidad de establecer algún tipo de elemento de serie que monitorizase la presión de los neumáticos.Los sistemas de control de la presión de los neumáticos deberán “detectar cuando uno o más neumáticos del vehículo estén un 25 por ciento, o más, por debajo de la presión de inflado recomendada" La Agencia Federal para la Seguridad del Transporte en Carretera ha explicado que la primera fase de la nueva regulación comenzará el 1 de septiembre de 2005 y se aplicará a todos los vehículos de hasta 4.540 kilogramos para el año 2006.Este organismo ha calculado que, con la aprobación de esta medida, se podrán salvar unas 120 vidas al año, mientras que el coste que supondrá a los fabricantes se sitúa entre los 37 y 54 euros por vehículo, dependiendo de la tecnología que se utilice.Al mismo tiempo, la NHTSA ha recordado que las ruedas con escasez de aire aumentan el consumo de combustible, el riesgo de deslizamiento, la pérdida de control y el patinaje sobre superficies mojadas.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.