Seguridad, telemática y diseño, ejes del futuro de Volvo

Hubo un tiempo en que los Volvo eran coches más bien feos, pero inexpugnables: tenían fama de ser los más seguros del mercado. Aquellos tiempos han pasado, pero no porque ahora no sean seguros, que lo son y aún lo serán más, sino porque la compañía sueca quiere que el diseño elegante y la innovación tecnológica y telemática sean también señas de identidad de una marca que lucha por reafirmarse.

Seguridad, telemática y diseño, ejes del futuro de Volvo
Seguridad, telemática y diseño, ejes del futuro de Volvo

Ayer contábamos en Autopista Online que Hans-Olov Olsson, director ejecutivo de la compañía sueca propiedad de Ford, aseguraba que la multinacional americana no pensaba para nada deshacerse de Volvo. Antes al contrario, daba carta blanca a sus deseos de crecimiento con una inversión multimillonaria destinada a elevar en más de 80.000 unidades la producción anual de Volvo.

Para conjurar definitivamente los rumores que hablaban de una posible venta de la empresa, Olsson acaba de desvelar algunos de los ejes de lo que será el futuro de su compañía.
Volvo quiere mantener y elevar cuanto sea posible sus reconocidos niveles de seguridad, estandarte histórico de la compañía. Pero, además, quiere que el diseño y las telecomunicaciones ocupen lugares de honor en sus próximos modelos.

"Tenemos que ser distintos y creativos", explica Olsson, recordando que Volvo es parte de Premier Automotive Group, división de lujo de Ford. Señala el directivo que la marca sueca ya demostró con el SCC, su sorprendente prototipo-muestrario de medidas de seguridad, que la estética no tiene por qué estar reñida con la protección de los ocupantes.
Como además tiene bandera sueca, patria de la innovación en telecomunicaciones con empresas como Ericsson, Volvo quiere que sus coches dispongan de los últimos avances en telemática a bordo. El sistema Volvo On Call es la primera señal de esta ruta de futuro. Se trata de un dispositivo que alerta a los servicios de socorro en caso de accidente o emergencia. "Queda ahora el reto de rellenar la falta de compatibilidad entre las diferentes plataformas de comunicaciones europeas", comenta Olsson.

"Cuando compras un coche de primera línea, quieres saber por qué pagas un dinero extra", apunta el directivo en referencia a este golpe de timón hacia la exuberancia de medios y diseño.

Vendidos todos los XC90 del año
Olsson, que realizó estas declaraciones en el congreso que Automotive News Europe celebra en Suecia, explicó también que su compañía registra un excelente ritmo de ventas para su modelo XC90, su todo terreno más novedoso. En total, los pedidos para este año superan ya la producción que se había programado.
Con un precio de 40.000 euros (en torno a 6.700.000 pesetas), el nuevo modelo ha calado hondo en el público.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.