Según la oposición, en Madrid faltan policías municipales

El Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Madrid y la oposición han iniciado una guerra de cifras sobre el número de agentes que controlan el tráfico cada día. Sólo están de acuerdo en que hay que ampliar la plantilla de la Policía Municipal.

Eugenio Morales, concejal del PSOE, reclama que la plantilla de la policía municipal se incremente en 2.000 personas, frente a las 800 incorporaciones que considera necesarias el Partido Popular.
La discrepancia sobre el número de agentes que deben pasar a formar parte del cuerpo municipal tiene su justificación en la visión de la realidad y los datos que esgrimen Gobierno municipal y oposición. El concejal de Movilidad, Sigfrido Herráez, dice que del total de los 5.233 agentes del cuerpo municipal, más de un tercio, 1.887 agentes, se dedican a las unidades de tráfico.
Eugenio Morales, por su parte, insiste en que "en las calles de Madrid, apenas hay 100 agentes por turno para controlar el tráfico". El edil socialista se refiere al número exacto de agentes "en los cruces, ordenando el tráfico en la calle, no en oficinas o en otras ocupaciones". Morales ha restado todos aquellos agentes que se dedican a tareas administrativas, a los que corresponde librar, están de baja o en cursos de formación y los que se dedican a la retirada con la grúa, entre otras ocupaciones.
Benedicto Escribano, de la Unión de Policía Municipal, cree que el número de agentes que están en la calle por turno son unos 300, pero puntualiza que ocupados en labores de prevención y ordenación del tráfico no llegarán ni a 100, porque la mayoría están encargados de retirar vehículos con la grúa.
María Tardón, concejala de Seguridad, considera que hay que elevar la plantilla de agentes hasta alcanzar los 6.000. Este incremento se producirá a lo largo de 2002, al cubrirse las nuevas plazas que se han convocado, aunque entiende que el tráfico no es el servicio más necesitado.