Seguidores dispondrán de 8.000 plazas para aparcar a un kilómetro de Mestalla

Los seguidores del Barcelona y del Real Madrid que se desplacen a Valencia para presenciar la final de la Copa del Rey en el estadio de Mestalla dispondrán de unas 8.000 plazas de aparcamiento situadas en las cercanías de las dos áreas de concentración de aficionados, a un kilómetro de Mestalla.

Así lo han anunciado el concejal de Seguridad Ciudadana de Valencia, Miguel Domínguez, y el concejal de Circulación y Transporte, Alfonso Novo, quienes han informado sobre el dispositivo especial que el consistorio valenciano ha diseñado con motivo de la disputa del título copero.

Mientras los barcelonistas contarán con alrededor de 4.000 plazas de aparcamiento en los aledaños del campus de Tarongers de la Universitat de València, los madridistas las tendrán en el paseo de la Alameda.

Domínguez ha cifrado en seiscientos los policías locales que se encargarán de controlar el tráfico en los accesos a la capital valenciana, con especial atención a la V-21 (carretera de Barcelona) y a la A-3.

Los concejales prevén que alrededor de un centenar de autobuses con aficionados barcelonistas entrarán a Valencia por la V-21 y aparcarán en la ronda norte, mientras que unos veinticinco o treinta lo harán con seguidores del Real Madrid y estacionarán en el paseo de la Alameda.

Los paneles informativos de la DGT (Dirección General de Tráfico) indicarán desde primera hora el recorrido que deben seguir los vehículos para llegar a estas áreas.

A los madridistas se les ha recomendado que partan de Madrid antes de las 12:00 horas 'para llegar sin complicaciones al partido' y accedan a Valencia por la A-3, de manera que desde la avenida del Cid se dirijan al antiguo cauce del río Turia.

Al acabar el partido, una serie de autobuses lanzadera de la EMT esperarán a los aficionados del Barcelona en la avenida Blasco Ibáñez y a los del Real Madrid en el paseo de la Alameda para devolverlos a las respectivas estaciones ferroviarias.