Seat se consolida como primer importador de México

En nueve meses, la compañía española Seat ha consolidado su asentamiento en México y ya es el primer importador de coches de aquel país. El siguiente paso es seguir con su implantación por el resto de América Latina. Los modelos españoles gozan de gran predicamento en toda la región.

Seat se consolida como primer importador de México
Seat se consolida como primer importador de México

De la mano de Volkswagen, Seat ha dado un salto cualitativo y cuantitativo trascendental. En los años pasados logró colocar sus productos en toda la Unión Europea. Ahora, América Latina es el objetivo.

México ha sido el primer y brillante paso de un camino que acabará con la presencia de los coches de Seat en todos, o casi todos, los países de la zona.
El caso de México es paradigmático. En sólo nueve meses, desde que se empezaron a vender allí los vehículos en marzo de 2001, Seat se ha colocado como primera marca importadora del país, con unas ventas de 11.800 vehículos y una cuota de mercado del 3,3 por ciento.

Calidad a buen precio ha sido el argumento de un desembarco comercial absolutamente triunfal. El "made in Europe" es un marchamo de garantía que tira con fuerza de las ventas.

Para el ejercicio de 2002, Pedro Catena, director de mercado exterior de Seat, explica que venderán un 50 por ciento más sólo en México, además de incrementar su crecimiento en el resto de Latinoamérica.

A lo largo de este año llegarán a Barbados, Guayana Francesa, Chile, Costa Rica, Ecuador, Panamá y Perú, con lo que crecerá mucho su red, ya presente en 14 naciones, entre ellas Brasil y Argentina.