Seat estuvo cerca del cierre en 1995

El presidente del Grupo Volkswagen, Ferdinand Piech, se mostró muy duro en 1995 y amenazó con el cierre de Seat de no aprobarse las ayudas públicas españolas por parte de Bruselas.

El ex-comisario europeo de Competencia, Karel Van Miert, acaba de publicar en sus memorias, tituladas "El Mercado y el Poder", cómo Ferdinand Piech, presidente del Grupo Volkswagen, amenazó en 1994 y 1995 con echar el cerrojo a Seat si no recibía más subvenciones del Estado español con autorización de Bruselas.
Empezó entonces un vaivén de reuniones en las que estaban implicados Karel Van Miert, el presidente del Grupo Volkswagen Ferdinand Piech y el entonces ministro de Industria, Juan Manuel Eguiagaray. Pero también el actual presidente de Alemania, en aquel entonces presidente de Baja Sajonia, defendió los intereses de Volkswagen.
En las reuniones, Piech dejó clara su intención de sanear Seat en el mejor de los casos y de cerrarla si no contaba con las ayudas públicas. El escollo estaba en la aprobación de Bruselas de las ayudas solicitadas por Piech. Aunque Van Miert creía que, si una empresa rentable como Volkswagen recibía nuevas subvenciones, se podría vulnerar la libre competencia, accedió a la petición de Piech siempre que Eguiagaray mostrara el contrato y probara que la ayuda era un préstamo en condiciones de mercado.
Tras varios meses, Eguiagaray accedió a que dos funcionarios de Bruselas viesen en Madrid el contrato entre el Estado y Volkswagen. Entonces se descubrió que se trataba de un préstamo que no había que devolver. Eguiagaray se excusó en que Piech le puso contra las cuerdas: o había subvenciones o cerraba la empresa española.
Finalmente el comisario aprobó en octubre de 1995 una ayuda de 46.000 millones de pesetas a Volkswagen. La factura que le llegó al Estado español fue de 38.000 millones, el resto lo abonó la administración catalana.
El plan de saneamiento de Seat incluyó el cierre de instalaciones en Zona Franca de Barcelona y 9.000 bajas en la plantilla. Por parte de la Comisión Europea se puso como condición que fuese la última ayuda a Seat para su reestructuración y limitó su capacidad de producción para no distorsionar la competencia. Seat aceptó fabricar 229.100 unidades anuales, pero capeó el temporal.

Un español en el consejo de administración de Volkswagen
El consejo de vigilancia del Grupo Volkswagen nombró el viernes 16 a Francisco Javier García Sanz nuevo miembro de su consejo de administración, encargado de la división de compras y suministros. El ejecutivo español realizaba esta misma función hasta ahora en el consejo de administración de la marca Volkswagen. Asimismo, el consejo de vigilancia del grupo propuso conceder este año a sus accionistas un dividendo de 1,20 euros por acción y de 1,26 euros por acción preferente.

Los mejores vídeos