Se retrasa la instalación de barras abatibles en los carriles bus de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha retrasado hasta el próximo viernes el inicio de las obras de instalación de las barras flexibles que sustituirán a los conos para delimitar el acceso al carril bus.

El Ayuntamiento de Madrid ha retrasado el inicio de las obras para la instalación de las barras flexibles que delimitarán el carril bus en las principales calles del centro de Madrid.
El pasado lunes las calles aparecieron sin los famosos conos, instalados desde el inicio del periodo navideño. Los coches podían estacionar tranquilamente en los espacios reservados al carril bus y las cosas volvían a estar como antes. Los conos, que han estado presentes desde el inicio de las fiestas navideñas, tendrían que haber empezado a ser sustituidos a partir de este lunes por las barras flexibles de goma, pero el Ayuntamiento de Madrid ha retrasado la operación hasta el próximo viernes.
El alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, quiere hacer un balance final de la operación cono y presentar el proyecto de las barras de goma. Así, el viernes explicará todos los detalles sobre estos elementos y comunicará las calles en las que serán instalados.
Las opiniones sobre la actuación del Consistorio son de todo tipo. La oposición critica duramente la decisión, Eugenio Morales, portavoz del PSOE, defiende la necesidad de instalar bordillos rígidos e igual es la opinión de Julio Misiego, de IU. Por su parte, José María Múgica, presidente de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de Madrid, también se manifiesta contrario y resalta que cualquier solución sobre este tema ha de tener en cuenta la carga y descarga de mercancías.
Otro colectivo afectado es el de los taxistas. Ellos prefieren las barras flexibles a los conos o a los bordillos rígidos, pues les facilita la circulación ya que no les impide poder salir del carril en caso de necesidad y, por lo tanto, no tienen que ir deteniéndose cada vez que lo haga el autobús en sus paradas. El presidente de la Federación de Taxistas Madrileños, Juan Sánchez, estima que la medida también tendrá que ir acompañada de mayor vigilancia por parte de la policía, pues, de lo contrario, puede suceder igual que con los conos, que los coches seguirán aparcando en el carril bus.
La Confederación de Comerciantes de Madrid (Cecoma) expresó su conformidad a través de su vicepresidente, Hilario Alfaro, y sugirió como posible solución para evitar el estacionamiento en doble fila el abaratamiento de las tarifas en los aparcamientos públicos. También a favor se muestran los sindicatos. Fernando Múgica, secretario de transportes de UGT, ha declarado que la medida de las barras flexibles es más eficaz y acertada que los conos; opinión compartida por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (Fravm).

Los mejores vídeos