Schlesser se lleva una etapa poco importante

El París-Dakar ha entrado en su última semana con una jornada de calma y transición que, en coches, ha sido para Jean Louis Schlesser. Serviá, con muy pocas opciones de cara al triunfo final, ha sido cuarto.

Hoy los pilotos que sobreviven a este duro Dakar sólo tenían que cubrir 230 kilómetros contra el reloj. La etapa tenía final en Tichit, una localidad Mauritana y estaba pensada como un respiro antes del esprint final.
Schlesser, implacable, no ha dejado que nadie le hiciera sombra y ha corrido "a tren" para marcar el mejor tiempo, recortando incluso tres minutos al líder Masuoka. Tras el francés llegó a la meta Carlos Sousa, que entró a 24 segundos. Tercero fue Jean Pierre Fontenay, a un minuto y 12 segundos.
Serviá entró en la meta en cuarta posición, a 3 minutos y 21 segundos de su jefe de filas. El español mantiene la quinta plaza de la general, que sigue comandada por Masuoka.
En motos, el finlandés Tiainen parece haber cogido el gusto a las victorias de etapa, porque hoy ha ganado la segunda consecutiva y ya lleva tres. Lástima que esté hundido en la general a más de 20 horas de Meoni, el sólido líder de la categoría.
Arcarons, a 20 minutos y medio del italiano, sigue esperando que éste falle para tomar la cabeza. Hoy ha terminado cuarto a más de 18 minutos de Tiainen.
Mañana, la carrera va desde Tichit hasta Nema, todavía en Mauritania. Cosnta de 499 kilómetros, todos contra el reloj. Es muy larga y dura, con el paso de Enji y la montaña de Elephants Erg por delante. Día para la nevegación y la resistencia.

Si quieres saber más sobre el Dakar, no te pierdas este

Untitled Document

Reportaje .
Los mejores vídeos