Salón de Tokio 2005

Como cada año, la principal cita automovilística del otoño está en la otra punta del mundo, en Tokio. Allí, la pujante industria japonesa despliega lo mejor de su bulliciosa imaginación, un pasmoso recital de coches que tienen más de fantasía, de pedazos del futuro, que de productos comerciales. Es el país de los coches soñados.

Salón de Tokio 2005
Salón de Tokio 2005

Nos encanta el Salón de Tokio porque en él está el futuro de la automoción. Darse un paseo por sus estands es como recorrer el mañana de este mundillo, como una ventana abierta al año 2050.

Los ingenieros y diseñadores japoneses dejan en pañales a sus rivales europeos y americanos a la hora de proponer nuevas soluciones para esta industria y, por si alguien no se lo cree, el 39º Salón de Tokio se encarga de demostrarlo: coches imposibles, formas radicalmente nuevas, conceptos asombrosos, axiomas industriales totalmente desbaratados… Pasen y vean. Nos hemos ido hasta el país del sol naciente para traeros lo más interesante de un salón que evidencia por qué va tan bien la automoción japonesa. Un simple recorrido al listado de novedades que se presentan nos ha servido para constatar que la maquinaria nipona está mucho más engrasada que la europea y, sobre todo, que sus fabricantes son mucho más ágiles que los occidentales a la hora de adaptar nuevas tendencias y entender cuáles son los caminos por los que discurrirá el futuro de este mercado.Allí, en un fascinante entorno, el porvenir toma cuerpo en coches asombrosos, como Fine-X, los i-Swing y los FSC de Toyota, asombrosos conceptos que proponen una movilidad muy diferente a la que conocemos hoy en día.También destaca el Nissan Pivo, un alucinante coche en el que, para dar la vuelta, basta con hacer girar 180º el habitáculo. Y qué decir, por ejemplo, de los coches “relajantes" de Suzuki, entre los que sobresale el pequeño y arriesgado LC

Pero, claro, los japoneses no están solos. Las principales marcas europeas, y también alguna americana, acuden a Tokio para demostrar que el ingenio y el talento no sólo tienen los ojos rasgados. Una buena muestra del potencial europeo es el estand de Mercedes, donde reina el F600, lo último en células de combustible de la casa de Suttgart. Como lo mejor es ver estos coches de cerca, te proponemos que te des un paseo virtual por Tokio. Hemos seleccionado para ti lo mejor del Salón:

Audi en Tokio
Daihatsu en Tokio
Ferrari en Tokio
Honda en Tokio
Hyundai en Tokio
Mini en Tokio
Nissan en Tokio
Subaru en Tokio
Toyota en Tokio
Volkswagen en Tokio

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.