Sale adelante la nueva ley de aparcamientos públicos

Dejar el coche en un aparcamiento público será más seguro con la nueva ley reguladora de este tipo de infraestructuras. Los responsables de los parkings tendrán que responder de los daños que sufran los vehículos dejados a su cuidado. La nueva ley de aparcamientos públicos de pago regulará más estrechamente las relaciones entre las empresas y los clientes de estas instalaciones.

La grúa retirará los vehículos abandonados en aparcamientos
La grúa retirará los vehículos abandonados en aparcamientos

La Comisión de Justicia e Interior del Congreso de los Diputados dio ayer el visto bueno al texto de la futura ley de aparcamientos. Ahora, el articulado de la norma seguirá su trámite por el Senado y pronto estará en vigor. Con la aprobación de todos los grupos políticos, esta ley se encarga de regular el funcionamiento de los aparcamientos públicos, excluyendo a los gratuitos, los que pertenecen a otras instalaciones, como centros comerciales, y los regulados en superficie, como los de la ORA o sistemas afines.

La novedad más importante que han introducido los legisladores afecta a los daños que puedan sufrir los vehículos aparcados. La ley estipulará que los automóviles deberán ser devueltos a sus dueños en el mismo estado en que fueron entregados, incluidos los accesorios que se hallen incorporados de forma solidaria al vehículo. Quedan excluidos de esta protección aquellos elementos portátiles, como teléfonos, equipos de sonido extraíbles, etc.
Con objeto de formular denuncias, los titulares de los aparcamientos deberán ofrecer a sus clientes hojas de reclamaciones.

Los usuarios también ven modificado su estatus. Ahora tendrán que hacerse responsables de aquellos daños que provoquen dentro de los aparcamientos por negligencia o "impericia en la conducción del vehículo dentro del recinto".

Estos cambios resultan fundamentales, pues, hasta ahora, existía una oscura indefinición legal en este apartado de la responsabilidad y se daba lugar a situaciones de inseguridad e indefensión que no siempre estaban bien reguladas.

Recelos de los usuarios
Desde las asociaciones de automovilistas se ha acogido la ley con ciertos reparos. Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados, cree que no debería sacarse del texto legal a los aparcamientos dependientes de otras instalaciones, ni tampoco a los gratuitos. Cree Arnaldo que se "exonera de responsabilidades a las grandes superficies comerciales, hoteles, etc."
Tampoco ha gustado a Mario Arnaldo el apartado que hace responsables a los conductores de los objetos extraíbles que lleven en sus vehículos y cree que esta redacción de la ley reduce derechos históricos de los usuarios. Explican en AEA que, hasta ahora, se podía reclamar judicialmente en caso de robo de este tipo de elementos.