Rusia se convierte en el primer mercado del automóvil en Europa en agosto

Rusia se convirtió en el primer mercado europeo en venta de automóviles nuevos tras adelantar en este apartado a Alemania, al vender durante el pasado mes de agosto 16.000 coches más que el país europeo, según el diario ruso Védomosti.

Los concesionarios rusos vendieron 241.500 turismos nuevos en agosto, mientras que en Alemania, tradicional líder europeo del sector, fueron 225.455, informó a Védomosti la agencia analítica rusa Avtostat.

A Rusia y Alemania les siguen Francia (115.348), que registró una caída en las ventas del 22 por ciento en relación a julio; Reino Unido (59.423, -24 %) e Italia (56.477, -2,7 %).

Alemania, que retrocedió un 9 por ciento en un mes, experimenta una coyuntura negativa que obedece a la crisis de deuda que sufre toda la Unión Europea, según el diario económico ruso.

Los expertos consideran que el liderazgo de Rusia es temporal y que el país necesitará entre uno y dos años para colocarse de forma definitiva a la cabeza de Europa en la venta de automóviles ligeros.

Alemania recuperará el liderazgo en septiembre, cree el director general de Avtostat, Serguéi Tsélikov, que argumentó que agosto es un mes tradicionalmente flojo en Europa por ser temporada vacacional, algo que no sucede en Rusia.

El pujante mercado ruso no subirá el primer puesto por resultados del año, apuntó el jefe de Mazda Motor Rus, Jörg Schreiber, que recordó que el volumen de ventas de turismos durante los primeros ocho meses de este año en Alemania ya supera en más de 180.000 unidades a la suma de turismos y monovolúmenes vendidos en Rusia.

Schreiber pronosticó que al finalizar 2012 se habrán vendido en Rusia alrededor de tres millones de coches, insuficiente para adelantar el mercado alemán, pero se mostró convencido de que Rusia liderará Europa en un plazo de dos años.

Mientras, Volvo Car Rusia considera que Rusia aventajará a sus competidores alemanes ya a partir del próximo año como tarde.

La Asociación Europea de Negocios (AEN) estimó a comienzos de año que los consumidores rusos se llevarán de los concesionarios 2,85 millones de coches nuevos en 2012, 200.000 más que el año que al año anterior (2,65 millones).