Robos de coche: adelántate a los cacos

Sabemos cómo actúan las mafias dedicadas al robo de automóviles: por dónde se mueven, qué modelos prefieren, quién está detrás... Hemos “patrullado" con la brigada contra el robo de la Guardia Civil. Además, conocemos un sistema para tener nuestro vehículo siempre controlado. No pierdas el tiempo: cada tres minutos desaparece un coche; pónselo difícil.

Robos de coche: adelántate a los cacos
Robos de coche: adelántate a los cacos

Hemos intentado ponérselo difícil, meternos en “su cabeza" para saber cómo actúan, seguir sus pasos... pero, reconozcámoslo, muchas veces es imposible evitar el robo. Si los ladrones han puesto los ojos en nuestro coche, seguramente terminarán haciéndose con él. Cada segundo que pasa desde la desaparición del vehículo es vital. Por eso, son muy recomendables los sistemas de localización, como el que te hemos presentado: sabrás de inmediato cuándo se llevan tu coche. Una vez que te has cerciorado de que te han robado (no olvides que puede que la grúa se haya llevado tu coche), tienes que mantener la calma. Saber cómo actuar en estos momentos es clave. No debes jugar a policías e intentar recuperarlo tú solo: puede ser muy peligroso. Hay que seguir unos pasos y en un determinado orden. Si te saltas alguno, te podrías perder en un laberinto burocrático. Denuncia el robo. Puedes acudir a cualquier cuartel de la Guardia Civil o de la Policía Nacional. Cuantos más datos les facilites, mejor. Y ya puestos, si dispones de algún localizador en tu coche, puedes darles las coordenadas exactas de dónde se encuentra el automóvil. Te lo agradecerán.Además, ponerse en contacto con la autoridad no sólo es necesario para recuperar el coche: debes “cubrirte las espaldas" legalmente. Piensa que pueden utilizar tu vehículo para cometer algún delito. Dalo de baja. Acude a la Jefatura Provincial de Tráfico y solicita la baja temporal de tu automóvil. También se recomienda que hagas lo propio en tu Ayuntamiento. Así, no seguirás pagando impuestos por tu coche y, si algún agente lo ve y comprueba su matrícula, descubrirá enseguida que ha sido robado. Preocúpate de los papeles. Siempre que dejes aparcado el coche, sobre todo por la noche, súbete contigo los papeles del vehículo. Piensa que, si te roban el coche y paran al ladrón, éste puede enseñar tu documentación y, si todavía no has interpuesto la denuncia, le dejarán marchar.
Además, si te roban o pierdes los documentos del coche, aunque no hayas perdido el vehículo, vivirás un auténtico calvario burocrático. Te lo resumimos. 1.- Si has presentado la denuncia del robo, el justificante que te darán las autoridades te será muy útil. Con él, te puedes librar de la multa por circular sin papeles, pero, recuerda: es temporal. Cuanto antes vuelvas a poner todo “en regla", mucho mejor.
2.- Acude al centro de ITV más cercano. Allí, podrás pedir la nueva tarjeta de la Inspección Técnica de Vehículos (el famoso cartón verde que ha desaparecido de tu documentación). Tendrás que pasar de nuevo la revisión con el coche y, si la superas, podrás pedir el duplicado de la ficha técnica. En realizar todos estos trámites tardarán unos 15 días.
3.- Después (no antes, ya que necesitas el justificante de la ITV), tienes que acudir a la Jefatura Provincial de Tráfico que te corresponda. Allí, tendrás que solicitar el impreso para que te den un duplicado del permiso de circulación. Si el anterior lo has extraviado, deberás pagar una multa. Si te lo han robado, no será necesario abonar nada. Eso sí, tendrás que enseñar el justificante de que has presentado la denuncia.
Ya que estás ahí comprueba que no te falta el carné de conducir. Si también necesitas un duplicado del permiso, deberás presentar el DNI (original y fotocopia) y dos fotografías actualizadas.
4.- Llegado este momento, tienes que ponerte en contacto con tu aseguradora. Es el trámite más fácil: muchas compañías incluso te ayudan por teléfono. Es muy importante que conserves los recibos de que has pagado la póliza del último mes. Si tampoco los encuentras (lo más seguro es que los hayas perdido con el resto de la documentación), deberás acudir a la oficina bancaria donde tengamos domiciliado el recibo y pedir un duplicado del mismo.
Tampoco olvides: si llevas tarjetas de crédito, dalas de baja. Si transportabas el D.N.I u otros documentos, notifica su desaparición. También debes prestar especial cuidado con dejar las llaves de casa dentro del coche, porque los ladrones podrían hacer horas extra y visitar nuestro domicilio. Y ¿esperar? La mayoría de los coches robados aparecen. Muchos son “cogidos prestados" sólo durante el fin de semana y se recuperan posteriormente en algún lugar de playa. Si tu vehículo es de gama alta, lo más probable es que estemos ante otro tipo de robo y las bandas organizadas estén detrás. Existen empresas que se dedican a la recuperación de vehículos robados. Estas compañías suelen colaborar con colectivos de taxistas o de conductores de toda Europa, que prestan sus servicios de rastreo por una parte de la recompensa que ofrezca el dueño. También publican en Internet, en periódicos de tirada nacional y provincial o en otros medios de comunicación los datos del vehículo sustraído. Además, hacen una labor de rastreo por las zonas más conflictivas, los párkings y los desguaces. Si el coche se recupera pero no se sabe dónde esta el dueño, el vehículo pasa al depósito de la grúa municipal. También puede ocurrir que la aseguradora ya haya indemnizado al usuario, por lo que la compañía de seguros se quedaría con él y puede incluso ponerlo a la venta como vehículo de segunda mano (no te extrañes si, con el paso del tiempo, vuelves a ver tu coche circulando).Éstas son algunas de estas compañías especializadas en recuperar vehículos:
Robatory, puedes ponerte en contacto con ellos directamente desde Internet: www.robatory.com
Brújula Aidcar. Tienen servicio las 24 horas al día durante todo el año. En Internet: www.aid-car.com. También tienen seis líneas telefónicas: 902 31 21 21.