Revisa ya este elemento del coche o puedes gastarte hasta 1.000 € en una avería

Las altas temperaturas del verano pueden causar averías inesperadas. Atentos a este elemento mecánico: su revisión apenas cuesta 50 euros, pero su reparación asciende a más de 1.000 euros.

Revisa ya este elemento del coche: su reparación, hasta 1.000 €.

Todos sabemos que este verano va a ser diferente para todos. Las circunstancias nos obligan a movernos principalmente por nuestro país para las vacaciones y a evitar medios de transporte como el avión, por lo que el coche será nuestro principal aliado. Además, después de varios meses donde muchos conductores lo hemos tenido parado por el confinamiento, se hace aún más necesario realizar una revisión previa antes de afrontar un viaje largo.

Las altas temperaturas del verano, si ya de normal nos pueden dar más de un disgusto durante el viaje, pueden afectar a tu vehículo siempre que no hayas realizado un mantenimiento básico. Así pues, la batería, por ejemplo, está detrás del 30 por ciento de las incidencias mecánicas en las carreteras españolas. Así lo asegura el especialista del vehículo Euromaster.

Cuidar la batería es esencial si no queremos quedarnos tirados este verano
La batería del coche, uno de los elementos que más falla durante el verano.

Atentos al sistema de refrigeración del coche

Sin embargo, hay un apartado de la mecánica de nuestro coche que muchas veces pasa desapercibido pero cuya reparación te puede “doler” en exceso: el sistema de refrigeración. Euromaster asegura que su revisión apenas lleva 50 euros, pero la reparación, en caso de que haya algún tipo de avería mecánica, asciende a más de 1.000 euros.

El motor puede sufrir un sobrecalentamiento por culpa de las altas temperaturas, y ahí debe estar el sistema de refrigeración funcionando correctamente. Su función principal, como sabrás, es la de regular la temperatura a la que funciona el motor, disipando el calor hacia el exterior de este gracias al líquido refrigerante.

Los problemas en el sistema de refrigeración del coche se pueden deber a la falta de este líquido refrigerante, al mal purgado del circuito, a un radiador obstruido o con suciedad, a que el ventilador no funciona o lo hace indebidamente, a que existen fugas… Además, las posibles averías no se dejan ver con tanta facilidad en los trayectos urbanos, pero sí te pueden dejar tirado sin solución en un viaje largo.

Se recomienda cambiar el líquido anticongelante cada 40.000 kilómetros o cada dos años, aunque consulta primero el manual de mantenimiento de tu coche. Aun así, revisarlo con más tiempo de antelación te evitará mayores problemas.

Neumáticos nuevos vs neumáticos usados de segunda mano. ¿Cuál interesa?
Atentos a la subida de la presión de las ruedas por las altas temperaturas.

Otros problemas habituales en verano

Ya hemos dicho que la batería es el causante del 30 por ciento de las averías en carretera en verano y, aunque los posibles problemas en la refrigeración son el causante del 4 por ciento, no debemos olvidarnos de ello. Otras causas de incidencia mecánica en carretera es el motor en alguna de otras causas diferentes.

Los neumáticos representan el 15 por ciento de los problemas: las altas temperaturas provocan un aumento de la presión de estos, con el consiguiente reventón si llegan a un extremo peligroso. Se recomienda revisar siempre tanto el estado como la presión de los neumáticos antes de un viaje largo.

El aire acondicionado, como el sistema de refrigeración, también cuenta con un coste de mantenimiento asequible, apenas otros 50 euros, pero una posible rotura del compresor puede llevar la reparación hasta los 400 euros.

Revisa ya este elemento del coche: su reparación, hasta 1.000 €.

 

¿Cuál ha sido la primera causa de asistencia por avería en los coches este año? DGT y RACE responden

Relacionado

¿Cuál ha sido la primera causa de asistencia por avería en los coches este año? DGT y RACE responden

Los consejos de la DGT para actuar bien en caso de avería o de emergencia

Relacionado

Los consejos de la DGT para actuar bien en caso de avería o de emergencia