Repsol YPF eleva sus beneficios más del 140 por ciento

La compañía confirmó ayer las previsiones de los analistas al anunciar un beneficio neto de 2.429 millones de euros (404.151 millones de pesetas) en 2000. La adquisición del grupo argentino YPF ha permitido que Repsol sea la petrolera europea con mayor aumento de resultados en 2000, por encima de BP Amoco y TotalFina Elf.

Repsol YPF ganó el año pasado un 140 por ciento más que en 1999. Es el primer ejercicio completo en el que se integran las cifras de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), generando un beneficio operativo de 1.048 billones de pesetas (6.302 millones de euros). Estas cifras, en línea con las previsiones de los analistas, suponen un récord no sólo para la empresa, sino para cualquier compañía o entidad financiera española.
Los beneficios han sido impulsados por la cotización al alza del precio del crudo y a las aportaciones del área del gas, además de la consolidación de YPF en el ejercicio completo. Con el peso creciente de las actividades internacionales, sólo el 35 por ciento de los beneficios de la compañía provienen de actividades desarrolladas en España.
La empresa ingresó 1.323 millones de euros por el negocio de refino y comercialización, un 31 por ciento más que en 1999. La mejora en los márgenes del refino (factor también influyente en estos resultados) han compensado la caída de la actividad comercial, provocada por no trasladar totalmente el incremento de las cotizaciones internacionales de gasolinas y gasóleos a los precios de venta al público.
Fuentes de la compañía comentaron ayer que Repsol YPF podría haber aumentado sus beneficios en este sector en 750 millones de euros (125.000 millones de pesetas) de haberse realizado este traspaso.
En cualquier caso, los precios de la gasolina sin plomo (la más utilizada) y del gasóleo que vende Repsol YPF en España se incrementaron 20 y 22 pesetas respectivamente entre enero y septiembre de 2000. Desde noviembre, la compañía aprobó una serie de rebajas sucesivas, pero los precios de ambos carburantes cerraron el año un 7 por ciento más caros de lo que costaban en enero.
Las ventas de productos petrolíferos (gasolinas, gasóleos, fuel, queroseno) llegaron a los 51, 4 millones de toneladas el año pasado, lo que supone un incremento del 12,1 por ciento con respecto a 1999. Del total de esas ventas, el 49 por ciento se realizaron en nuestro país.

Más de un billón de pesetas en inversiones
Las inversiones realizadas por el grupo petroquímico durante 2000 ascendieron a 1,01 billones de pesetas. Los mayores recursos (383.186 millones) fueron destinados al área de explotación y producción, fundamentalmente al desarrollo de campos y compras de reservas.
La división de refino y marketing recibió 214.471 millones para mejorar sus unidades de refino y la red comercial.
La partida destinada a gas natural y electricidad alcanzó los 343.254 millones, dirigidas a las adquisiciones de distribuidoras de gas en México y Brasil, y a la expansión de la infraestructura de transporte y distribución.