Renault y Samsung prolongan su periodo de negociación en exclusiva

El 31 de marzo acababa el plazo que ambas marcas se habían fijado para negociar en exclusividad. Después, Samsung podría oír otras ofertas. Al final han decidido prorrogar este periodo hasta el 21 de abril.

Los muchos acreedores de Samsung han pedido más días para evaluar la oferta de compra de Renault, valorada en 75.000 millones de pesetas. En principio, las empresas a las que Samsung debe dinero no encuentran satisfactoria la oferta de los franceses. Los acreedores quieren que Renault ponga 7.000 millones más para hacerse con la marca coreana. La firma francesa ha propuesto la creación de una empresa conjunta que asuma los activos de Samsung. Esta compañía tendría un capital de 335 millones de dólares, unos 55.000 millones de pesetas. El resto lo aportaría la marca coreana. Una de las condiciones de esta oferta es que el un primer pago de 8.000 millones de pesetas se haría al contado.
Esta propuesta no acaba de convencer a los acreedores, sobre todo la negativa de Renault a asumir la deuda de 614.000 millones de pesetas que arrastra Samsung. En principio, si el 21 de abril no hay acuerdo, cualquier otro postor podría hacer llegar su oferta al grupo Samsung.