Renault: un “Modus” para recuperar liderazgo

Llegó la hora para uno de los modelos más esperados de Renault, el Modus. El nuevo miembro de su gama salta a las carreteras dispuesto a encabezar el segmento de los vehículos más “urbanitas". El liderazgo también espera alcanzarlo Renault en nuevos mercados (con el Logan), en las competiciones (con el Mégane Trophy) y en un futuro en los modelos coupé (su apuesta se llama Fluence).

Modus: un auténtico “made in Spain”
Modus: un auténtico “made in Spain”

Aunque ya se pudo ver en mayo en el Salón de Madrid, Renault vuelve a tener en París al Modus como imagen y estandarte de la marca. Su inminente comercialización, en octubre, lleva al fabricante francés a lanzar nuevamente en primer plano a un vehículo con el que espera seguir incrementando su nivel de ventas en Europa. En España, lo conoceremos pronto muy bien, ya que la planta de Valladolid fabricará el modelo íntegramente, algo que nunca antes había ocurrido. El Modus será, pues, la estrella en Francia, pero habrá más sorpresas. Atractivo desde luego no le falta al que pronto será rival en el mercado del también nuevo Peugeot 1007. Ambos modelos presentan una misma concepción: son pequeños automóviles de estilo monovolumen, que apuestan por la modularidad y la comodidad al volante. Los dos se enfrentarán ahora en el Mundial de París, aunque con ventaja para el de Renault, que saldrá al mercado el próximo mes, mientras que el joven Peugeot lo hará durante el primer trimestre de 2005. Pero hablemos del Modus, que es ahora el que nos ocupa. Este nuevo modelo se sustenta en una carrocería compacta que llega a los 3,79 metros de longitud y a los 1,69 de anchura. Pese a no ser una medida exagerada, el Modus ofrece un amplio interior gracias a una batalla de 2,48 metros. Su diseño, dirigido por Patrick Le Quément, ha primado sobre todo la luminosidad y la robustez de cintura para abajo (morro, zaga y pasos de rueda). Aunque más allá de lo puramente estético, el Modus destaca por su practicidad. El habitáculo, por ejemplo, es perfectamente modulable: la banqueta trasera es deslizante y la plaza central abatible, de forma que se puede configurar como un cuatro o un cinco plazas con multitud de espacios portaobjetos.En cuanto a motores, el Modus contará con una gama compuesta de 3 gasolina de 16 válvulas (1.2 de 75 CV, 1.4 de 98 CV y 1.6 de 113 CV) y 2 Diesel 1.5 dCi, con potencias de 65 y de 80 CV.La seguridad también ha sido clave para Renault, tal y como ha estimado el organismo EuroNCAP otorgándole las mismas cinco estrellas que a sus hermanos mayores de gama. En esta ocasión, seis airbags, ESP de serie y el sistema de retención Isofix han logrado el objetivo. Si quieres ampliar la información de este modelo, pincha en el enlace que te ofrecemos al lado, donde encontrarás los datos de su presentación mundial en Madrid.París también ofrecerá a sus visitantes la oportunidad de presenciar, por primera vez en un país de la Europa Occidental, su nuevo modelo Logan, el coche de los 5.000 euros, que se comercializará en algunas naciones bajo la firma Dacia. A este precio, Renault espera introducir su automóvil en nuevos e insospechados mercados. Y parece que lo conseguirá, ya que en Rumanía hay por el momento más de 10.000 pedidos para hacerse con él.El Logan, una berlina que es un compendio de distintos modelos de la marca, no conocerá fronteras. Se ha desarrollado sobre la plataforma B, la misma que la del Modus, aunque es mucho más grande: medirá 4,25 metros de largo y 1,52 de ancho. Renault asegura también que su maletero dispone de una capacidad de 510 litros.Diseñado especialmente para circular por las peores carreteras y bajo las más dificiles circunstancias climatológicas, el Logan llegará al mercado con dos únicas motorizaciones: un 1.4 de 75 CV y un 1.6 de 90 CV. Si quieres más información sobre este modelo, arriba tienes un enlace a un reportaje especial.El Logan llegará a España a finales de 2005. En algunos países, como Rumanía, ya ha comenzado su comercialización, con un precio que oscila entre los 5.700 euros que cuesta la versión básica del 1.4 y los 8.000 euros de la versión más completa del 1.6. La famosa variante de los 5.000 euros todavía no ha salido al mercado. Se lanzará próximamente.Renault presenta también en la capital francesa su idea de lo que debe ser en un futuro su coupé de cuatro plazas. Su nombre es Fluence y, como ya te hemos contado durante estos últimos días, sorprende por su diseño deportivo y su enorme potencia. No obstante, montará un propulsor 3.5 con 6 cilindros en V, 24 válvulas y 280 CV, capaz de ofrecer un par máximo de 37,2 mkg. Con él, la marca anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 6,5 segundos, algo que habrá que comprobar cuando este prototipo circule por nuestras carreteras. Este imponente coupé de grandes prestaciones mide 4,60 metros y está también preparado para albergar con comodidad a 4 personas. Su maletero tampoco es pequeño, con una capacidad de hasta 396 litros.En el apartado estético, destaca la ausencia de rejilla de la calandra, lo que provoca que el rombo de Renault reciba en el frontal una mayor importancia. También sobresalen sus llantas sobredimensionadas de 22 pulgadas con neumáticos con sistema antipinchazos PAX de 245 de anchura.También en primicia mundial, la marca francesa presenta su Mégane Trophy, la berlina más potente concebida hasta ahora por la división Renault Sport. Este deportivo llegará a las pistas de competición en 2005, durante las “World Series by Renault". Su diseño está basado en el actual Mégane Sport Coupé, pero con líneas más exageradas y agresivas, parecidas a las que lucen en estos momentos los vehículos que participan en la DMT (campeonato alemán de vehículos de turismo). La carrocería se ha rebajado en 10 centímetros y los pasos de rueda se han ensanchado.Para su última creación, Renault Sport no ha realizado concesión alguna al confort, incorporando elementos fundamentales de los monoplazas actuales, tales como el chasis tubular, la arquitectura de propulsión trasera, la caja de velocidades semiautomática de 6 marchas y frenado con el pie izquierdo.En cuanto a motorización, el Mégane Trophy equipa un 3.5 de 320 CV de potencia, basado en el V6 del modelo Vel Satis, y capaz –según anuncia Renault- de superar los 250 km/h de velocidad punta. Con semejante empuje, la aerodinámica también adquiere un papel preponderante, para lo que Renault ha integrado un nuevo faldón en el paragolpes y ha canalizado la corriente de aire a través de dos túneles que desembocan detrás de las ruedas delanteras.

Los mejores vídeos