Renault trae un Logan más caro a Europa occidental

El “coche de los 5.000 euros" tendrá que cambiar su denominación cuando llegue a Europa. La buena acogida del Logan, el vehículo popular creado por Renault para los mercados de países emergentes, ha llevado a la marca a ampliar su distribución por todo el Viejo Continente. Eso sí: será más caro.

Renault Logan, el coche de los 5.000 euros
Renault Logan, el coche de los 5.000 euros

El Logan, producido en Rumania por Dacia (filial de Renault), fue presentado como un vehículo austero, pero en el que se aseguraban ciertos niveles de calidad. En principio, estaba destinado a los mercados de los países emergentes y de Europa del Este, por lo que también se hizo un especial esfuerzo para ajustar su precio: 5.000 euros.Sin embargo, el modelo también ha tenido una gran acogida entre el público occidental, según Renault. “Hay un interés que no esperábamos", ha reconocido Louis Schweitzer, presidente de la firma del rombo, al diario “Le Monde". Por ello, el fabricante comercializará el Logan en toda Europa. Francia y Alemania verán este vehículo en sus concesionarios en 2005; más adelante, llegará al resto de los países. Sin embargo, en estos mercados no será conocido como “el coche de los 5.000 euros"; los costes de transporte (habrá que traerlo desde factorías rumanas, rusas, marroquíes, colombianas e iraníes) y las diferencias fiscales existentes entre los diversos estados elevarán su importe a unos 7.500 euros. Seguirá estando entre los automóviles más asequibles del mercado y mantendrá los niveles de equipamiento más adecuados a Europa occidental, aunque no contará con muchos aditamentos. Desde su lanzamiento, el Logan ha obtenido 20.000 pedidos en Rumania. Según Renault, esto indica que su objetivo (vender 700.000 unidades en 2010) se cumplirá. El coche será comercializado, además de en Europa occidental, en otros 35 países, bajo la denominación “Dacia, by Renault". Las operaciones se realizarán a través de la red de la marca gala.Schweitzer ha anunciado que la creación de este vehículo responde al “crecimiento de la diversidad de la demanda", recoge el periódico “Cinco Días". El presidente de la automovilística asegura que, en los países industrializados, un coche nuevo se está convirtiendo en un artículo de lujo. Así, su producto se dirigirá a aquellos que tienen dificultades para adquirir un vehículo de primera mano y también a los que necesitan un segundo coche y han pensado, como primera alternativa, en un automóvil de ocasión.El lanzamiento del Logan en Europa occidental coincidirá con el del Modus, lo que podría dar un nuevo impulso a las ventas de Renault en el Viejo Continente. El “coche popular" jugará un importante papel en la estrategia de la marca, ya que permitirá que se cumplan los planes de crecimiento para el futuro. Este proyecto prevé la comercialización de cuatro millones de coches en 2010, desde los 2,3 millones que el fabricante matriculó el año pasado.En estos planes de crecimiento también se encuadra la creación de 10.000 nuevos puestos de trabajo, la mitad de ellos, en Francia. “Vamos a reforzar nuestras actividades de concepción e ingeniería y estableceremos nuevas capacidades de producción en mercados en los que Renault se desarrolla, como Rusia, Colombia o Eslovenia", ha apuntado Schweitzer.

El presidente de Renault también ha querido dar su opinión sobre la escalada de precios del petróleo. “No hay correlación directa entre la evolución del importe del crudo y la demanda en el mercado automovilístico, al menos a corto plazo", ha explicado Schweitzer al periódico “Les Echos".

Los mejores vídeos