Renault sale reforzada en su alianza con Nissan

Corren nuevos tiempos para Renault. Tras su acuerdo con Nissan de la semana pasada, ejerce un control aún mayor en la alianza que une a ambas compañías. El reparto de poder en la empresa conjunta que han creado es buena prueba de ello.

Renault sale reforzada en su alianza con Nissan
Renault sale reforzada en su alianza con Nissan

Renault Nissan BV es la firma que han puesto en marcha ambas marcas en Holanda. Su objetivo es gestionar y coordinar las operaciones de las dos compañías en aquellas zonas en que se solapen, además de planificar a medio y largo plazo motores conjuntos y finanzas comunes.

Tras conocer el reparto de poder en su dirección, se aprecia que los franceses tienen más peso. En una estructura de ocho miembros, el voto de calidad corresponde al presidente, que es de Renault.

Esta situación es buena prueba de cuál es la relación que une a las dos multinacionales. Aunque al principio se trató de vender el pacto como una convergencia de igual a igual, lo cierto es que Renault siempre ha llevado la voz cantante.

La semana pasada hizo pública su intención de aumentar su porcentaje de Nissan hasta el 44,4 por ciento, con lo que tiene un control absoluto. El 10 por ciento de Renault que compraron los japoneses no hace de contrapeso.

"Pensar en una unificación sería artificial y cortaría las raíces nacionales de ambas compañías", señala Louis Schweitzer, presidente de Renault. Queda bien claro que los franceses mantendrán una posición predominante.

Por otra parte, analistas citados por Automotive News dudan de la eficacia del acuerdo firmado la semana pasada. Consideran que no aporta gran cosa a la alianza. Sin embargo, sí reconocen que el aumento de la participación de Nissan en Renault es una buena defensa contra posibles compradores hostiles.

Nuevos modelos comerciales
Para iniciar esta nueva andadura, Renault ya está pensando en nuevos modelos de corte comercial. El Kangoo Express tendrá una nueva versión todo terreno a principios de 2002. Se espera que se distribuyan 21.000 unidades anuales de este modelo.

Dispondrá este coche de un motor 1.9 dCi con 80 CV. Será la primera vez que un vehículo comercial de la firma del rombo lleve un embrague hidráulico de procedencia Nissan.

Para la furgoneta Master se ha pensado en nuevas configuraciones con dos motores, el mismo 1.9 dCi, pero con 82 CV y un 2.5 litros turbodiésel que rinde 115 CV.

En reciprocidad con Nissan, la Master se venderá con el logo japonés y el nombre de Intestar. La Renault Traffic también tendrá una hermana nipona que se llamará Primastar.

En Renault confían en vender 390.000 vehículos comerciales en 2001, lo que supondrá un 20 por ciento de los ingresos totales de la marca.

Cambios en la postventa
Para los nuevos tiempos, los de Renault también han preparado cambios en sus servicios postventa. Viene una época de transformación en el mundo de la distribución del automóvil. Los cambios en el sistema de concesionarios harán que los servicios postventa vivan momentos de incertidumbre.

Renault ensaya una fórmula para atajar estos problemas y lo hace en Galicia, en España, y Burdeos, en el sur de Francia.

Saben en Renault que uno de los grandes problemas de los servicios mecánicos postventa es la logística. No disponen de capacidad para almacenar todas las piezas y componentes necesarios. Esto hace que los talleres oficiales se vean obligados a realizar pedidos que, en ocasiones, demoran notablemente el plazo de espera.

Para servir antes los recambios, han decidido mejorar su programa Apolo. "Concéntrense en las ventas y nosotros cuidaremos de la logística", dice Jacques Chauvet, vicepresidente de Renault para componentes y accesorios.

A través del Apolo, los vendedores pueden recibir piezas varias veces al día, ahorrando tiempo, espacio y grandes inventarios. También se trata de aumentar el número de coches atendidos en estos centros oficiales, restando cuota a los garajes independientes.

Los mejores vídeos