Renault reduce sus beneficios un 30 por ciento

El mercado europeo perderá, en general, un 5 por ciento en las ventas de automóviles. Renault, que acaba de presentar los resultados obtenidos entre enero y junio, ha previsto que también se verá afectada.

La firma automovilística Renault acaba de presentar los resultados de su gestión durante los seis primeros meses de este año: sus beneficios han caído un 29,6 por ciento respecto al acumulado entre enero y junio de 2001.

Según los datos facilitados por la compañía gala, en el primer semestre de 2002 obtuvo 548 millones de euros de beneficios (91.180 millones de pesetas) frente a los 779 millones de euros (129.615 millones de pesetas) que consiguió en el mismo período del año pasado.

Sin embargo, en Francia se ha aplicado una nueva norma contable, que hace que las ganancias registradas por la marca asciendan este año a 894 millones de euros (148.749 millones de pesetas), pues se incluye la inmovilización de los gastos de desarrollo. Así, puede parecer que el fabricante ha logrado un aumento en sus beneficios.

De los 548 millones de euros definitivos que ha obtenido Renault, 314 millones (52.245 millones de pesetas) han sido aportados por Nissan.

A pesar de estos datos, el presidente del constructor galo, Louis Schweitzer, ha declarado que los resultados suponen "una fuente de satisfacción" porque son "claramente superiores a las expectativas del mercado". De todas formas ha aventurado que el próximo semestre será complicado para la firma, ya que se verá afectada por un retraimiento general del mercado europeo, que se reducirá en torno al 5 por ciento.