Renault presenta sus nuevos sistemas de seguridad pasiva

El airbag antideslizamiento para los asientos delanteros y los airbags frontales para las plazas posteriores son los proyectos más recientes de Renault, que –durante 2002 y 2003- continuará desarrollando nuevos dispositivos para mejorar la seguridad pasiva de sus vehículos.

Renault presenta sus nuevos sistemas de seguridad pasiva
Renault presenta sus nuevos sistemas de seguridad pasiva

Las pruebas de choque organizadas en año pasado por el organismo independiente Euro NCAP</font color="#0000CC"> (encargado de examinar la seguridad que ofrecen los diferentes vehículos existentes en el mercado) dieron al Renault Laguna una nota de cinco estrellas. Así, el fabricante galo se convertía en el único constructor con un automóvil capaz de obtener la máxima puntuación en los "crash-tests" de la entidad europea.

Ahora, los sistemas de seguridad pasiva de los Renault se verán mejorados con la incorporación de los airbags antideslizamiento en los asientos delanteros y de los airbags frontales en las plazas traseras.

El primero de estos dispositivos está formado por dos chapas de acero soldadas entre sí, que forman un volumen cerrado con una capacidad de 4-5 litros (una vez desplegado) y que están situadas bajo la espuma de la banqueta. Cuando se produce un choque, la estructura metálica se infla, comprimiendo la espuma del cojín y acoplando al ocupante contra el asiento antes de que comience a desplazarse, limitando así el deslizamiento y la rotación de la pelvis.

Este dispositivo es una alternativa a la doble pretensión de los cinturones de seguridad (incluida en el Sistema de Protección Renault –SPR- de 3ª generación, presentado en 2001), que no puede ser adaptada a todos los vehículos. La doble pretensión limita el avance del conductor en caso de choque, mejorando la protección de las extremidades inferiores y el abdomen al disminuir el riesgo de que los ocupantes de las plazas delanteras se deslicen bajo el cinturón, si sufren un impacto. Sin embargo, este dispositivo no puede montarse en los coches de tres puertas, ya que está situado en el costado exterior de los asientos e impediría el acceso a las plazas traseras.

"Seguridad para todos"
Las innovaciones en seguridad pasiva de Renault no se limitan a los ocupantes de los asientos delanteros. Siguiendo (como explica la marca en su nota de prensa) su filosofía de "seguridad para todos", el fabricante también ha desarrollado varios mecanismos destinados a los pasajeros que viajan en las plazas posteriores.

El más llamativo es el airbag frontal, integrado en el cinturón de seguridad y con un volumen de 60 litros, que permitirá reducir el esfuerzo ejercido por los cinturones traseros y ofrecer una mejor protección de la cabeza, cuello y tórax. También evitará –según anuncia la marca- el choque de la cabeza de los adultos contra el respaldo de los asientos delanteros y el impacto de la de los niños contra sus rodillas.

Todos los elementos de protección de los adultos han sido desarrollados intentando que no representen peligro para la seguridad de los más pequeños. Pensando en ellos, Renault también ha presentado dos nuevos asientos infantiles que cumplen la norma Isofix (dotar a las sillitas de dos anillas de anclaje). El constructor galo ha añadido un tercer punto de fijación, que une el respaldo del asiento para niños al vehículo, evitando riesgos de desplazamiento en caso de choque.

Todos estos dispositivos son la continuación de los diversos sistemas que, desde 1995, Renault incluye en sus modelos. El Mégane fue el primero en contar con el limitador de esfuerzo del cinturón (que reducía la presión ejercida en el tórax en caso de choque) y, en 1997, con airbags frontales que cumplían un papel activo en la absorción de la energía generada durante la desaceleración del impacto.

En 2001, el Laguna fue equipado con los airbags frontales de volumen variable, que se inflan según la intensidad y violencia del choque, y con la doble pretensión del cinturón de seguridad. Ahora, el SRP de 3ª generación propone los airbags laterales de tórax (situados en el respaldo de los asientos delanteros), así como los de cortina para la cabeza, que protegerán las plazas delanteras y traseras.