Renault Modus

Cuando falta el espacio... se agudiza el ingenio. Llega el Modus con 3.792 mm de largo; una longitud generosa para ser un simple utilitario, pero muy escasa para convertirse en un monovolumen. Y, sin embargo, ahí está: un miniScéncic.

Renault Modus
Renault Modus
El Modus también presenta varias novedades mecánicas. Con ellas, Renault quiere asegurarse de que este modelo no se queda encorsetado en los límites de la ciudad. En carretera, también responde. En primer lugar, han trabajado en la dirección asistida variable. Cuanto más velocidad llevamos, más precisa es, mientras que está pensada para facilitar el giro en ciudad. La marca asegura que el conductor de un Modus realizará un 30 por ciento menos de esfuerzo que lo que tenía que hacer en un Clio para maniobrar: su diámetro de giro entre aceras es de 9,9 metros. Además, sus pequeñas dimensiones y su gran visibilidad, convierten al Modus en un depredador de los pequeños espacios para aparcar. Nuestros primeros pasos con el Modus nos sorprendieron por su actuar sigiloso. Tanto en la versión Diesel como en la de gasolina más potente sentimos una ausencia de ruido al ralentí y a bajas vueltas. Se notan los retoques de Renault: han instalado un alternador pilotado, que se desconecta al arrancar y al ralentí, disminuyendo los traqueteos y también el consumo, aseguran. En carretera, sufre unas suspensiones algo blandas, pero que contienen perfectamente la carrocería (y eso que ésta es muy alta). Lleva Mc Pherson delante y eje semirrígido detrás. Su gran batalla de 2.482 mm (10 mm más que un Clio) también le ayuda a asentarse en el asfalto. En cuanto a su frenada, no notamos ninguna estridencia. Daba seguridad. No hay que olvidar que, mientras otros fabricantes “escaquean" y ponen frenos de tambor, el Modus incorpora frenos de disco en los dos ejes.
Nunca hasta ahora un coche de estas dimensiones había obtenido las 5 estrellas EuroNCAP. El Modus ha pasado con la nota más alta los test de choque más importantes de toda Europa. Como en otros Renault, se ha trabajado en la estructura del coche para que sea deformable y para que volantes y pedales no golpeen al conductor. Además, y esto es novedad, la rueda de repuesto también ayuda a amortiguar el golpe: se ha desarrollado un sistema que, en caso de choque fuerte, desinfla el neumático.
También son de nuevo cuño las luces adicionales de curva. Se trata de un elemento opcional (150 euros) que amplía las zonas de iluminación. Cuando giramos el volante unos 40 grados a menos de 60 km/h, se encienden unas lámparas situadas en los laterales del vehículo.

Además de una amplia dotación de airbags, el Modus incorpora ABS de serie y control de estabilidad como opción (600 euros).
El Modus llegará a nuestros concesionarios a partir del próximo 15 de octubre. Se podrá elegir entre dos mecánicas de gasolina (la 1.4 16V de 100 CV y la 1.6 16V de 115 CV) y una Diesel (el 1.5 dCi de 80 CV). Esperan que la mecánica de gasóleo sea la que más tire de sus ventas. Esta gama se ampliará progresivamente, con motores de menos y de más cilindrada. Nuestra toma de contacto se realizó por las carreteras portuguesas de Sintra. Allí, tuvimos un poco de todo: autopistas muy fluidas, pequeñas carreteras de montaña, calles de ciudad y –cómo no- tampoco nos libramos de un atasco. Se trata, por tanto, de un pequeño recorrido por el que será el hábitat natural del Modus. Para empezar, la postura al volante es cómoda. El conductor va sentado muy alto, lo que facilita la visibilidad. La luminosidad reina en el habitáculo (nuestro modelo incorpora techo solar, una opción de 800 euros). Todo tiene muy buen tacto y se controlan bien todos los elementos. Lo único que no nos termina de convencer son los retrovisores. Ubicados sobre la puerta, casi a la misma altura de la cabeza del conductor, quedan un poco retrasados. La versión Diesel nos sorprendió por su “agilidad" a bajas vueltas. Se estira muy bien, pero sus 80 CV enseguida salen a relucir. Sin embargo, con esta potencia, tiene más que de sobra para moverse a ritmos vivos en carretera. Esperaremos a que pase por nuestro Centro Técnico para comprobar cómo es su consumo: los 6,7 litros que, según la marca, necesita para recorrer 100 kilómetros nos parecen una cifra más que aceptable. Es el mismo Diesel que monta su hermano Clio. Sin embargo, tiene que mover una carrocería algo más pesada y mucho más alta. Aun así, esta mecánica suple con solvencia las necesidades de este minimonovolumen. Renault ha querido vestir este Modus de etiqueta. Se comercializa junto a tres niveles de equipamiento (Pack, Confort y Luxe) y dos ambientes distintos (Dynamique y Privilege). La dotación de serie es amplia, pero –además- la marca incluye un amplio listado de opciones. Muchos de los elementos extra son dignos de la más lujosa de las berlinas: así encontramos el sistema de navegación con GPS, los faros de xenón, las llantas de aleación, la preinstalación de teléfono o el sistema de control de presión de los neumáticos. Sin embargo, su precio de partida es algo alto: 13.200 euros. Eso sí, hay que reconocer el esfuerzo que realiza la marca que concederá a los clientes del Modus 10 años de asistencia en carretera completamente gratis.
Es cierto que, al final, el comprador se tiene que guiar por sus gustos, por sus necesidades y por sus posibilidades económicas, pero queremos hacer un pequeño guiño al Modus: es un coche completamente fabricado en España. No sólo se monta en exclusiva en la fábrica de Renault en Valladolid, sino que también salen de nuestro país sus cajas de cambio y sus motores. Supondrá un fuerte espaldarazo a nuestra industria; no podemos olvidar que está prevista su distribución a 170 países.
Motorización  Equipamiento Península Baleares Islas Canarias
 1.4 16V 100 CV Pack Dynamique  13.200 euros 11.995,93 euros
Confort Dynamique 13.900 euros 12.650,41 euros
Luxe Privilege 15.700 euros 14.333,33 euros
 1.6 16v 115 CV Confort Dynamique 14.500 euros 13.705,68 euros
Luxe Privilege 16.300 euros 15.447,16 euros
Luxe Privilege Auto 17.300 euros 16.414,64 euros
1.5 dCi 80 CV Pack Dynamique 14.400 euros 14.608,94 euros
Confort Dynamique 15.100 euros 14.268,18 euros
Luxe Privilege 16.900 euros 16.027,64 euros
El Modus también presenta varias novedades mecánicas. Con ellas, Renault quiere asegurarse de que este modelo no se queda encorsetado en los límites de la ciudad. En carretera, también responde. En primer lugar, han trabajado en la dirección asistida variable. Cuanto más velocidad llevamos, más precisa es, mientras que está pensada para facilitar el giro en ciudad. La marca asegura que el conductor de un Modus realizará un 30 por ciento menos de esfuerzo que lo que tenía que hacer en un Clio para maniobrar: su diámetro de giro entre aceras es de 9,9 metros. Además, sus pequeñas dimensiones y su gran visibilidad, convierten al Modus en un depredador de los pequeños espacios para aparcar. Nuestros primeros pasos con el Modus nos sorprendieron por su actuar sigiloso. Tanto en la versión Diesel como en la de gasolina más potente sentimos una ausencia de ruido al ralentí y a bajas vueltas. Se notan los retoques de Renault: han instalado un alternador pilotado, que se desconecta al arrancar y al ralentí, disminuyendo los traqueteos y también el consumo, aseguran. En carretera, sufre unas suspensiones algo blandas, pero que contienen perfectamente la carrocería (y eso que ésta es muy alta). Lleva Mc Pherson delante y eje semirrígido detrás. Su gran batalla de 2.482 mm (10 mm más que un Clio) también le ayuda a asentarse en el asfalto. En cuanto a su frenada, no notamos ninguna estridencia. Daba seguridad. No hay que olvidar que, mientras otros fabricantes “escaquean" y ponen frenos de tambor, el Modus incorpora frenos de disco en los dos ejes.
Nunca hasta ahora un coche de estas dimensiones había obtenido las 5 estrellas EuroNCAP. El Modus ha pasado con la nota más alta los test de choque más importantes de toda Europa. Como en otros Renault, se ha trabajado en la estructura del coche para que sea deformable y para que volantes y pedales no golpeen al conductor. Además, y esto es novedad, la rueda de repuesto también ayuda a amortiguar el golpe: se ha desarrollado un sistema que, en caso de choque fuerte, desinfla el neumático.
También son de nuevo cuño las luces adicionales de curva. Se trata de un elemento opcional (150 euros) que amplía las zonas de iluminación. Cuando giramos el volante unos 40 grados a menos de 60 km/h, se encienden unas lámparas situadas en los laterales del vehículo.

Además de una amplia dotación de airbags, el Modus incorpora ABS de serie y control de estabilidad como opción (600 euros).
El Modus llegará a nuestros concesionarios a partir del próximo 15 de octubre. Se podrá elegir entre dos mecánicas de gasolina (la 1.4 16V de 100 CV y la 1.6 16V de 115 CV) y una Diesel (el 1.5 dCi de 80 CV). Esperan que la mecánica de gasóleo sea la que más tire de sus ventas. Esta gama se ampliará progresivamente, con motores de menos y de más cilindrada. Nuestra toma de contacto se realizó por las carreteras portuguesas de Sintra. Allí, tuvimos un poco de todo: autopistas muy fluidas, pequeñas carreteras de montaña, calles de ciudad y –cómo no- tampoco nos libramos de un atasco. Se trata, por tanto, de un pequeño recorrido por el que será el hábitat natural del Modus. Para empezar, la postura al volante es cómoda. El conductor va sentado muy alto, lo que facilita la visibilidad. La luminosidad reina en el habitáculo (nuestro modelo incorpora techo solar, una opción de 800 euros). Todo tiene muy buen tacto y se controlan bien todos los elementos. Lo único que no nos termina de convencer son los retrovisores. Ubicados sobre la puerta, casi a la misma altura de la cabeza del conductor, quedan un poco retrasados. La versión Diesel nos sorprendió por su “agilidad" a bajas vueltas. Se estira muy bien, pero sus 80 CV enseguida salen a relucir. Sin embargo, con esta potencia, tiene más que de sobra para moverse a ritmos vivos en carretera. Esperaremos a que pase por nuestro Centro Técnico para comprobar cómo es su consumo: los 6,7 litros que, según la marca, necesita para recorrer 100 kilómetros nos parecen una cifra más que aceptable. Es el mismo Diesel que monta su hermano Clio. Sin embargo, tiene que mover una carrocería algo más pesada y mucho más alta. Aun así, esta mecánica suple con solvencia las necesidades de este minimonovolumen. Renault ha querido vestir este Modus de etiqueta. Se comercializa junto a tres niveles de equipamiento (Pack, Confort y Luxe) y dos ambientes distintos (Dynamique y Privilege). La dotación de serie es amplia, pero –además- la marca incluye un amplio listado de opciones. Muchos de los elementos extra son dignos de la más lujosa de las berlinas: así encontramos el sistema de navegación con GPS, los faros de xenón, las llantas de aleación, la preinstalación de teléfono o el sistema de control de presión de los neumáticos. Sin embargo, su precio de partida es algo alto: 13.200 euros. Eso sí, hay que reconocer el esfuerzo que realiza la marca que concederá a los clientes del Modus 10 años de asistencia en carretera completamente gratis.
Es cierto que, al final, el comprador se tiene que guiar por sus gustos, por sus necesidades y por sus posibilidades económicas, pero queremos hacer un pequeño guiño al Modus: es un coche completamente fabricado en España. No sólo se monta en exclusiva en la fábrica de Renault en Valladolid, sino que también salen de nuestro país sus cajas de cambio y sus motores. Supondrá un fuerte espaldarazo a nuestra industria; no podemos olvidar que está prevista su distribución a 170 países.
Motorización  Equipamiento Península Baleares Islas Canarias
 1.4 16V 100 CV Pack Dynamique  13.200 euros 11.995,93 euros
Confort Dynamique 13.900 euros 12.650,41 euros
Luxe Privilege 15.700 euros 14.333,33 euros
 1.6 16v 115 CV Confort Dynamique 14.500 euros 13.705,68 euros
Luxe Privilege 16.300 euros 15.447,16 euros
Luxe Privilege Auto 17.300 euros 16.414,64 euros
1.5 dCi 80 CV Pack Dynamique 14.400 euros 14.608,94 euros
Confort Dynamique 15.100 euros 14.268,18 euros
Luxe Privilege 16.900 euros 16.027,64 euros
Los mejores vídeos