Renault Clio III

Más grande que un Polo, un Fiesta, un Ibiza... Renault quiere pasar a todos sus rivales de largo, por lo que el nuevo Clio ya roza los 4 metros de longitud. Y hay mucho más: estética Mégane, seguridad récord y un amplio equipamiento... La saga continúa con más fuerza.

Renault Clio III
Renault Clio III

En su día fue el coche de la generación JASP (aquellos “Jóvenes aunque sobradamente preparados"); ahora, todos crecen y, cómo no, también el Clio. Renault ha presentado la nueva generación y, con sus 3,96 metros de longitud, se convierte en “el más grande de la categoría". Ha superado en longitud al Fiesta, al C3, al Polo e incluso al Ibiza (que ya nos sorprendía con sus 3,95 metros). Esto sí que es un auténtico “baby boom". Respecto al Clio anterior, el nuevo modelo es 174 mm más largo, 58 mm más alto y 68 mm más ancho. Por no hablar de que su distancia entre ejes alcanza los 2.575 mm (103 más). Y se nota puertas adentro. Renault asegura que su maletero tiene 288 litros de capacidad, que se puede ampliar a 1.038 si abatimos los asientos. Además, una persona de 1,88 metros de longitud no tendrá problemas para sentarse en las plazas traseras, afirman. Todas las cotas interiores han aumentado; destaca, sobre todo, la distancia para las piernas que ofrecerá a los pasajeros traseros (162 mm; 33 más que antes).Llevaban más de seis años sin renovar su diseño. Con pequeños retoques lo habían mantenido al día, pero Renault ha decidido que ya era hora de un rotundo cambio. Eso sí, en el plano estético, no ha supuesto la ruptura que provocó el Mégane II en su día. Llama la atención el poco voladizo trasero que tiene, en comparación con su afilado morro. La parte delantera es “toda faros": rasgados, marcan una especie de V afilada en el capó. También una gran “V" corona su zaga. Recuerda a la del Mégane sin llegar a ser tan abrupta. De hecho, muchos grandes fabricantes han optado por hacer de sus utilitarios minicompactos: ahí está –por ejemplo- el nuevo Polo jugando a ser Golf.El nuevo Clio ha sido desarrollado sobre la plataforma conjunta que Renault tiene con Nissan. De hecho, también la usará el futuro Micra.Contará con carrocería de 5 y 3 puertas. Este último presenta unas líneas más deportivas, que le diferencian claramente. Hay dos diámetros de ruedas disponibles: de 15 pulgadas en dos anchos (165 y 185) y de 16 pulgadas (195 mm). La marca francesa ha llevado al Clio algunos elementos antes sólo reservados a otros modelos. Así, presenta la tarjeta manos libres que permite arrancar y parar con tan sólo apretar un botón, luces adaptativas de curva, un gran techo solar eléctrico panorámico de 1,29 metros de largo por 0,86 metros de ancho, sistema de vigilancia de presión de neumáticos o un cambio automático robotizado con levas al volante (del que luego te hablaremos). Por cierto, el panel de instrumentación te resultará conocido: viene del Mégane.Sistema de navegación, autorradio con MP3, sensor de lluvia y luz, ayuda al aparcamiento, regulador y limitador de velocidad... El listado de equipamiento opcional te permitirá “ponerlo de etiqueta". Renault mantiene en secreto los precios del modelo hasta su lanzamiento comercial (a partir de mediados de septiembre). Se rumorea que costará más o menos como el actual. Por cierto, que el Clio que conocemos no dejará de fabricarse cuando llegue el nuevo. La marca considera que habrá un mercado suficiente para ambos. Inicialmente, se pondrá a la venta en España con cuatro ambientes (Authentique, Expression, Dynamique y Privilège). Fuera de nuestro país, habrá un quinto acabado denominado Initiale. Además, se comercializará con tres niveles de equipamiento (Pack, Confort y Luxe).

El nuevo Clio quiere conseguir cinco estrellas EuroNCAP. Si el Modus, que es más pequeño, lo logró, casi es un imperativo para este nuevo modelo. Estará equipado de serie con un mínimo de 6 airbags (en algunas versiones, hasta 8).

Como novedad, ha desarrollado la plaza central trasera pensando en los niños de 6 a 10 años. Así, el cojín del asiento es ligeramente más corto y está un poco realzado y las hebillas de los cinturones están más avanzadas. Además, han creado –es una opción- un apoyacabezas específico para los niños. Lo puedes ver en la foto. Su funcionamiento permite que el pequeño viaje seguro y bien colocado, incluso cuando se duerme.

De serie, incluirá un renovado ABS con repartidor de frenada. El control de estabilidad será opcional e incluirá una función de control de tracción y regulación del par motor en las reducciones de marcha.

En su día fue el coche de la generación JASP (aquellos “Jóvenes aunque sobradamente preparados"); ahora, todos crecen y, cómo no, también el Clio. Renault ha presentado la nueva generación y, con sus 3,96 metros de longitud, se convierte en “el más grande de la categoría". Ha superado en longitud al Fiesta, al C3, al Polo e incluso al Ibiza (que ya nos sorprendía con sus 3,95 metros). Esto sí que es un auténtico “baby boom". Respecto al Clio anterior, el nuevo modelo es 174 mm más largo, 58 mm más alto y 68 mm más ancho. Por no hablar de que su distancia entre ejes alcanza los 2.575 mm (103 más). Y se nota puertas adentro. Renault asegura que su maletero tiene 288 litros de capacidad, que se puede ampliar a 1.038 si abatimos los asientos. Además, una persona de 1,88 metros de longitud no tendrá problemas para sentarse en las plazas traseras, afirman. Todas las cotas interiores han aumentado; destaca, sobre todo, la distancia para las piernas que ofrecerá a los pasajeros traseros (162 mm; 33 más que antes).Llevaban más de seis años sin renovar su diseño. Con pequeños retoques lo habían mantenido al día, pero Renault ha decidido que ya era hora de un rotundo cambio. Eso sí, en el plano estético, no ha supuesto la ruptura que provocó el Mégane II en su día. Llama la atención el poco voladizo trasero que tiene, en comparación con su afilado morro. La parte delantera es “toda faros": rasgados, marcan una especie de V afilada en el capó. También una gran “V" corona su zaga. Recuerda a la del Mégane sin llegar a ser tan abrupta. De hecho, muchos grandes fabricantes han optado por hacer de sus utilitarios minicompactos: ahí está –por ejemplo- el nuevo Polo jugando a ser Golf.El nuevo Clio ha sido desarrollado sobre la plataforma conjunta que Renault tiene con Nissan. De hecho, también la usará el futuro Micra.Contará con carrocería de 5 y 3 puertas. Este último presenta unas líneas más deportivas, que le diferencian claramente. Hay dos diámetros de ruedas disponibles: de 15 pulgadas en dos anchos (165 y 185) y de 16 pulgadas (195 mm). La marca francesa ha llevado al Clio algunos elementos antes sólo reservados a otros modelos. Así, presenta la tarjeta manos libres que permite arrancar y parar con tan sólo apretar un botón, luces adaptativas de curva, un gran techo solar eléctrico panorámico de 1,29 metros de largo por 0,86 metros de ancho, sistema de vigilancia de presión de neumáticos o un cambio automático robotizado con levas al volante (del que luego te hablaremos). Por cierto, el panel de instrumentación te resultará conocido: viene del Mégane.Sistema de navegación, autorradio con MP3, sensor de lluvia y luz, ayuda al aparcamiento, regulador y limitador de velocidad... El listado de equipamiento opcional te permitirá “ponerlo de etiqueta". Renault mantiene en secreto los precios del modelo hasta su lanzamiento comercial (a partir de mediados de septiembre). Se rumorea que costará más o menos como el actual. Por cierto, que el Clio que conocemos no dejará de fabricarse cuando llegue el nuevo. La marca considera que habrá un mercado suficiente para ambos. Inicialmente, se pondrá a la venta en España con cuatro ambientes (Authentique, Expression, Dynamique y Privilège). Fuera de nuestro país, habrá un quinto acabado denominado Initiale. Además, se comercializará con tres niveles de equipamiento (Pack, Confort y Luxe).
El nuevo Clio quiere conseguir cinco estrellas EuroNCAP. Si el Modus, que es más pequeño, lo logró, casi es un imperativo para este nuevo modelo. Estará equipado de serie con un mínimo de 6 airbags (en algunas versiones, hasta 8).

Como novedad, ha desarrollado la plaza central trasera pensando en los niños de 6 a 10 años. Así, el cojín del asiento es ligeramente más corto y está un poco realzado y las hebillas de los cinturones están más avanzadas. Además, han creado –es una opción- un apoyacabezas específico para los niños. Lo puedes ver en la foto. Su funcionamiento permite que el pequeño viaje seguro y bien colocado, incluso cuando se duerme.

De serie, incluirá un renovado ABS con repartidor de frenada. El control de estabilidad será opcional e incluirá una función de control de tracción y regulación del par motor en las reducciones de marcha.