Reino Unido parchea sus baches y España espera una ley: este es el estado de nuestras carreteras

En España no se realiza una auditoria del estado de las carreteras desde 2017, pero en Reino Unido han destinado 570 millones de euros a reparar baches.

Reino Unido parchea los baches y España espera una ley. Foto: iStock.
Reino Unido parchea los baches y España espera una ley. Foto: iStock.

Hace unos días, el Departamento de Transporte de Reino Unido anunció que destinará una partida de 570 millones de euros de su presupuesto anual a la reparación de los baches en su red de carreteras. La concienciación sobre la necesidad de un mejor mantenimiento viario, que redunda en la mejora de la seguridad y la salud de los usuarios, y reduce el coste en indemnizaciones y reparaciones, ha calado hondo en el gobierno británico, que incluso ha puesto en marcha una página web en la que los usuarios pueden notificar la ubicación de los baches.

En España, la última auditoría sobre el estado de las carreteras se hizo en 2017, y desde entonces el deterioro de la red viaria se ha incrementado por la falta del adecuado mantenimiento. La reducción de la movilidad y los desplazamientos en 2020 debido a la pandemia redujo la siniestralidad, pero eso no frena las deficiencias en las carreteras españolas.

Esta situación no le es ajena al Ministerio de Fomento ni a la Dirección General de Tráfico, en cuya revista de divulgación publicó hace ya tiempo una referencia a un estudio de la Asociación Española de la Carretera (AEC) en el que se destacaba que el deterioro en el mantenimiento de la red viaria ha generado un incremento en las emisiones de 25 millones de toneladas de CO2, un problema añadido a los daños provocados por las deterioradas infraestructuras.

Entre 2009 y 2019, se ha reducido en un 76 % la inversión destinada a conservación y seguridad vial en nuestras carreteras. Se estima que en uno de cada diez kilómetros de nuestra red hay deficiencias, desde el deterioro del firme hasta la señalización, pintura, biondas u otros elementos de la vía, pero es especialmente el asfalto el que presenta los mayores problemas, con más del 50 por ciento de esos 10.000 kilómetros afectados con deterioros graves en el asfalto.

El estudio de AEC estima que se requiere una inversión de casi 7.500 millones de euros para revertir el deterioro y devolver a las carretas españolas la falta de atención que sufren desde 2009. Más de 2.300 millones corresponderían a la parte de la red viaria que gestiona el Estado, mientras que a las Comunidades Autónomas les correspondería invertir algo más de 5.000 millones de euros. En general, el estado de las carreteras en España es deficiente en todas las Comunidades, pero resulta muy deficiente en Aragón, Asturias y La Rioja.

Mapa del indicador territorial del estado de los firmes

mapa2020 scaled
Reino Unido parchea los baches y España espera una ley.

El Gobierno sigue trabajando en el anteproyecto de la Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte, hasta el pasado 30 de octubre estuvo en consulta pública, y sobre el que sigue trabajando el Ministerio, y que entre sus objetivos intentará crear un modelo de financiación que asegure la conservación y el mantenimiento de las infraestructuras del transporte. De momento seguimos a la espera. Parchear los baches, como van a hacer en Reino Unido, es una solución a medias, así que resulta imperativo cuanto antes encontrar ese modelo de financiación que asegure el adecuado mantenimiento de nuestras carreteras y que no terminemos, como los británicos, gastando millones en tapar baches.