Rajoy pide un esfuerzo a la sociedad para acabar con los accidentes

Durante un encuentro con mandos de la Guardia Civil de Tráfico, el vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Interior, Mariano Rajoy, hizo un llamamiento a la sociedad para disminuir los accidentes de circulación. Considera el vicepresidente que es preciso un esfuerzo de todos acompañado de un incremento de la responsabilidad compartida por toda la ciudadanía.

Mariano Rajoy está convencido de que un decidido esfuerzo colectivo, unido a la tarea de las fuerzas del orden en la carretera, servirá para reducir notablemente el número de accidentes.
El ministro también ha señalado que el Gobierno tiene ya ultimado un plan de choque para mejorar la seguridad vial. Dentro de este programa se incluye también el plan de infraestructuras, que dedicará 2,6 billones a mejorar la red viaria durante los próximos nueve años. La mitad de este presupuesto se destinará a trazados urbanos, mientras que 300.000 millones irán al acondicionamiento de vías y otros 1,6 billones, a conservación y explotación.
Además, el ministro ha señalado que se actuará sobre 107 puntos negros de nuestras carreteras, lo que supondrá una inversión de 33.500 millones de pesetas. Otros 384 millones procedentes de la DGT se destinarán a tramos de especial peligrosidad. 2.000 millones más se aplicarán a convenios con las diputaciones provinciales para mejorar la red secundaria de carreteras.

Rajoy también tuvo palabras para la Ley de Tráfico que, actualmente, se encuentra en proceso de tramitación por las Cortes. Según Rajoy, esta ley permitirá adaptar la normativa a las nuevas necesidades de seguridad vial, "poniendo el acento en la educación para evitar actitudes peligrosas en la conducción".
En este apartado, el Gobierno tiene muy claro que la seguridad en carretera tiene un enemigo vital: el alcohol. Para dar una idea de su incidencia en los accidentes, recordó que, en lo que va de año, sólo en la provincia de Badajoz, se han registrado 60 accidentes en los que las personas muertas o heridas arrojaron datos positivos en el test de alcoholemia.

La tarea de la Guardia Civil
Durante su alocución ante los mandos de la Guardia Civil, Rajoy señaló que en 2004 la agrupación de tráfico del instituto armado llegará a los 10.000 agentes, una cifra que "exigirá un importante esfuerzo presupuestario, formativo y de adaptación a las nuevas tecnologías".
El ministro elogió la tarea de los guardias civiles que el año pasado realizaron 870.884 servicios de carácter humanitario y atendieron a 1.664.363 personas.

Los mejores vídeos