Rajoy pide serenidad en una primera jornada de campaña centrada en desahucios

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ha llamado a la serenidad ante el debate soberanista abierto en Cataluña en una primera jornada de la campaña catalana centrada en los desahucios, asunto del que ha avanzado que abordará el lunes 'la paralización temporal' de los que afecten a familias más vulnerables'.

Después de que esta mañana se suicidara una mujer cuando le iba a ser comunicado el desalojo de su piso en Barakaldo, Rajoy ha mencionado este caso para remarcar que confía en dar pronto 'buenas noticias' a los españoles y que este problema hay que abordarlo con 'mucha humanidad'.

Así, ha avanzado que el lunes espera concretar diversas medidas contra los desahucios, como 'la paralización temporal de los desahucios que afectan a familias más vulnerables', una moratoria también reclamada por la mayoría de partidos catalanes.

Rajoy, que mañana seguirá en Cataluña con un mitin en Tarragona, ha sido arropado por 700 personas en La Llotja de Lleida, en el primero de los cuatro mítines que hará en la campaña catalana.

De entrada, el presidente del Gobierno ha tratado al líder de CiU, Artur Mas, de 'irresponsable' tras el reciente viaje de éste a Bruselas, y ha lamentado así que Mas dañe 'la imagen de Cataluña y España'.

'Es la hora de la serenidad, de la tranquilidad y de la estabilidad. Yo desde luego voy a trabajar con toda la intensidad y con todo el sentido común para que las cosas vuelvan a la normalidad y para que se imponga la sensatez y el sentido común, porque es lo que desea la inmensa mayoría y es lo que dice la lógica y la razón', ha remarcado el presidente del Gobierno.

Por su parte, la candidata a la Generalitat por el PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha subrayado que la propuesta soberanista de Mas llevará a los catalanes a pasar 'de la ilusión al espejismo'.

La jornada matinal de la campaña ha estado marcada por el anuncio del presidente de la Generalitat y candidato de CiU a la reelección, Artur Mas, de que una de las primeras medidas que llevará a cabo si gana las elecciones del 25N es proponer al Parlament una nueva declaración solemne a favor del derecho a decidir de los catalanes, fundamentada en la transparencia y la legalidad.

'Entiendo que una declaración solemne va en la línea de ganar el respeto de la comunidad internacional e incluso de sectores del Estado español', ha afirmado Mas en una conferencia de prensa celebrada en la sede de CiU en Barcelona, en donde también se ha comprometido a reunir a los líderes catalanes tras el 25N.

En su primer contacto con los medios en la campaña, Mas ha trazado las primeras acciones que tiene previsto para garantizar la consulta popular sobre el futuro de Cataluña, que es el eje central de su programa, y ganarse así el respeto internacional.

En un acto paralelo en Barcelona, el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, ha anunciado que su partido presentará en la cámara baja una iniciativa a favor de una moratoria de los desahucios.

Por su parte, el candidato del PSC a la Generalitat, Pere Navarro, ha retado a Mas a que se sume al acuerdo al que anoche llegaron PSOE y PSC para pedir a los bancos y cajas que 'paren los desahucios' hasta que se llegue a un acuerdo legal para evitarlos.

'¿Cuántas veces ha hablado Mas de los desahucios? Ninguna. Si a él le parece que no es un problema relevante, a nosotros sí nos lo parece. Y continuaremos trabajando para evitar que a la gente se la eche de su casa', ha exclamado Navarro en un mitin en Granollers (Barcelona) ante cerca de 400 personas.

El candidato del PSC ha explicado que anoche llegó a un acuerdo con el líder del PSOE, Alfredo Pérez-Rubalcaba, para hacer una petición formal a los bancos y a las cajas para que no haya más desahucios hasta que se llegue a un acuerdo legal para evitarlos.

En un mitin en Lleida, el candidato de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha reclamado también una moratoria 'inmediata' en la aplicación de la ley hipotecaria y ha instado a Mas a dar 'respuestas extraordinarias' a los desahucios 'sin escrúpulos'.

Por su parte, el líder de ERC, Oriol Junqueras, ha afirmado en el acto de presentación del manifiesto de los intelectuales que le apoyan, que él no quiere ser presidente de la Generalitat, sino de la futura República Catalana.

El candidato de Ciutadans, Albert Rivera, se ha reivindicado como el 'antídoto' contra el 'mesianismo' de un Mas que quiere 'homogeneizar Cataluña y hacer creer que sólo existe una única voluntad'.