PSC pide diálogo a Mas para que el pacto fiscal tenga la misma mayoría que el Estatut

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha pedido este lunes al presidente de la Generalitat, Artur Mas, altura de miras y diálogo para lograr que en la votación en el Parlamento catalán sobre el pacto fiscal a finales de mes, tenga al menos la misma mayoría que logró la aprobación del Estatut en la misma cámara.

Fue en el 30 de septiembre de 2005 cuando se aprobó el Estatut con los votos de CiU, PSC, ERC e ICV-EUiA, y para Navarro, esta amplia mayoría podría reeditarse sin problemas si Mas tiene una actitud responsable y dialoga.

'No es de recibo que el presidente se esconda. El presidente es el presidente del país, y hallar un acuerdo es su responsabilidad, no la de los partidos de la oposición', ha dicho Navarro, en una conferencia sobre el pacto fiscal en la sede del Círculo de Economía de Barcelona.

Navarro le ha recordado a Mas que el PSC ha 'flexibilizado' su propuesta, lo que sigue sin hacer el Gobierno catalán, por lo que si quiere que haya un acuerdo, tendrá que negociar.

En cualquier caso, Navarro ha condicionado el acuerdo a que el pacto fiscal no sea un 'choque de trenes' con el resto de España y que no se plantee una propuesta de máximos para provocar un fracaso de la negociación en Madrid.

Además, el PSC también exige que el incremento de fondos sirva para políticas sociales y garantizar la Cataluña social, y también ha defendido que el Estado participe en un consorcio con la Generalitat que recaude los impuestos, a diferencia de CiU, que pide que sólo lo haga el Gobierno autonómico.

'¿Por qué tienen tanto interés en expulsar totalmente a la Administración central de la gestión de unos tributos que pagan unos contribuyentes que también lo son del Gobierno del Estado?', se ha preguntado.

Al igual que desde Madrid no se puede tratar a las autonomías como residuales, la Generalitat no puede hacer esto mismo con el Estado, y de ahí su participación en la gestión de los impuestos.

Navarro ha asegurado que el PSC quiere un acuerdo, que ha puesto sus condiciones encima de la mesa y que ha sido transparente, y ha recordado al Govern que toca negociar: 'No habrá reválidas esta vez' y el plazo vence en la última semana de julio, cuando se vote en el Parlament el pacto fiscal.

En el auditorio, había la plana mayor del socialismo catalán, también dirigentes históricos como el expresidente José Montilla, aunque la presencia de empresarios ha sido más bien escasa, y estaban Artur Carulla, Anton Costas, Teresa García-Milà y Joan Mas Cantí, entre otros.