PSA Peugeot-Citroën reduce su plantilla, a pesar de los beneficios

PSA ha incrementado su facturación y el resultado neto durante el primer semestre de este año. A pesar de los mencionados resultados, destinará una partida más amplia para hacer frente a una reducción de plantilla que afectará a las plantas de Argentina y España. Aún no se conocen ni los motivos alegados por la compañía, ni el número de trabajadores que "se quedarán en la calle".

El Grupo PSA, que engloba a las marcas Peugeot y Citroën, acaba de comunicar los resultados obtenidos durante el primer semestre del año. Según estos datos, el grupo automovilístico destinará 38 millones de euros (unos 6.323 millones de pesetas), 7 millones de euros más que en el primer semestre de 2001, a reducir las plantillas de las factorías de Argentina y España.

Esta decisión resulta chocante, ya que a comienzos de este año el Grupo comunicó su intención de repartir beneficios entre sus trabajadores. Entre los empleados afectados, para bien, por esta decisión estaban los trabajadores de las factorías de Villaverde (Madrid) y de Vigo (Pontevedra). La prima mínima anunciada en aquel momento ascendía a 1.210 euros por persona (unas 200.000 pesetas).

La facturación del Grupo ascendió a 27.371 millones de euros (4.545.166 millones de pesetas) en el primer semestre de 2002 frente a los 26.212 millones de euros en el mismo periodo del pasado año, lo que supone un aumento del 4 por ciento intersemestral.

El número de personas afectadas por el futuro ajuste de plantillas en las dos plantas españolas (Vigo y Villaverde) no ha podido ser concretado por PSA Peugeot-Citroën. En la factoría madrileña de Villaverde, ningún responsable ha podido facilitar datos acerca de cuántos trabajadores se verán afectados por este reajuste; mientras que en Vigo, en el día de hoy desde Autopista Online no se ha obtenido respuesta, ya que es jornada festiva en Galicia.