PSA desmiente tener planes para cerrar las factorías de Madrid o Aulnay

PSA Peugeot Citroen desmintió hoy las informaciones de un sindicato francés según las cuales tiene la compañía tiene programado el cierre de sus plantas de Madrid o de Aulnay sous Bois, al norte de París, y subrayó que en ambos casos hay proyectos con vehículos que se fabrican o se van a fabricar.

'De ninguna manera se va a cerrar Madrid', aseguró a Efe una portavoz de PSA, que insistió en que en los próximos años se va a iniciar la fabricación allí de un nuevo modelo cuya identidad no se ha dado todavía a conocer.

La portavoz insistió en que en Madrid hay una 'evolución positiva', en respuesta a la alerta lanzada por la Confederación General del Trabajo (CGT) sobre el hecho de que la compañía contemplaba cierres de las plantas de Aulnay, Madrid y Sevelnord, esta última al norte de Francia, por considerar que no eran suficientemente competitivas.

El fabricante publicó un comunicado en el que destacó que 'el cierre de la planta de Aulnay no es un tema de actualidad', antes de recordar que en 2010 había conseguido vender 310.000 unidades del C3 que se produce allí, un modelo que se había lanzado en 2009.

En el mismo comunicado, explicó que el texto presentado por la CGT para sustentar la denuncia de planes de cierre no es más que 'un documento preparatorio que data de hace casi un año sobre la competitividad industrial a largo plazo del grupo en Europa'.

La empresa aseguró que ese documento 'no constituye en ningún caso una lista de decisiones', pero también que era el 'deber' de la dirección anticiparse sobre esas cuestiones 'en el contexto de crisis para la industria automovilística en el verano de 2010'.

La portavoz de PSA señaló que se trataba de 'un documento de trabajo' de uso interno en el que 'se contemplaba todo', pero puso el acento en que no contenía decisiones y, sobre todo, que 'ahora el contexto ha cambiado'.

El grupo francés afirmó en su comunicado que la 'competitividad' de las factorías francesas está 'en el centro de (sus) reflexiones', y que eso ha sido objeto de conversaciones con los representantes de los trabajadores, como ocurrió el pasado 26 de mayo, cuando en una reunión con el comité de empresa la CGT no planteó ninguna cuestión.

Avanzó que va a convocar un nuevo comité de empresa 'excepcional en los próximos días' para tratar de este punto.

La central sindical había advertido de que el grupo tenía intención de cerrar en 2014 el complejo de Aulnay y también el de Sevelnord en 2013, lo que pondría en peligro sus 6.200 empleos.

Sobre Sevelnord, PSA había dicho en mayo que no renovará el acuerdo con el grupo italiano Fiat para fabricar en común furgonetas en esa planta francesa más allá de 2017, lo que da por supuesto que la actividad continuará allí al menos hasta esa fecha.