PSA aumenta sus beneficios netos en un 36 por ciento

El grupo francés PSA, formado por los fabricantes de automóviles Citroën y Peugeot, ha anunciado un incremento del 36 por ciento en sus beneficios netos durante el primer semestre de 2001, respecto al mismo periodo del año anterior. Fuentes del grupo han asegurado que su facturación fue un 20,2 por ciento superior, reforzando su posición como número dos en Europa Occidental.

El consorcio obtuvo un volumen de negocios de 27.025 millones de euros (4,5 billones de pesetas) y unas ganancias de 1.027 millones (170.878 millones de pesetas).

Los directivos de la empresa confían en que estos resultados ayuden a alcanzar los objetivos para 2001 que se habían fijado a comienzos de año, entre los que incluían unas ventas de 3 millones de unidades en todo el mundo, un margen de explotación del 4,8 por ciento en su división de automóviles y un resultado de explotación de 2.600 millones de euros (432.600 millones de pesetas).

De momento, ya ha vendido 1,6 millones de unidades y ha conseguido un resultado de explotación de 1.402 millones de euros (233.273 millones de pesetas).

El grupo PSA ha dado a conocer estos números a través de un comunicado de prensa en el que también explicaba los derroteros que seguiría su actividad durante el segundo semestre del año. Según la citada nota, los seis meses restantes estarán marcados por la llegada "a pleno ritmo" de los Citroën C5 y Peugeot 307, recién lanzados, y de los Xsara Picasso y 206, cuyas producciones han sido aumentadas.

Los mejores vídeos