Programas de fidelización, una solución para tiempos de crisis

Todos los fabricantes de automóviles ven con temor cómo evolucionan los distintos mercados. En nuestro país, las ventas de coches llevan ocho meses consecutivos de caída. Se buscan nuevas formas de negocio para "levantar" el sector; entre ellas, los programas de fidelización se presentan como una alternativa muy interesante.

Programas de fidelización, una solución para tiempos de crisis
Programas de fidelización, una solución para tiempos de crisis

Los fabricantes no quieren que su relación con los clientes acabe una vez que éstos abandonen el concesionario con su nuevo vehículo; sobre todo ahora que las ventas no son muy boyantes. Según la consultora Mercer Management Consulting</font color="#0000CC">, los programas de fidelización son un reto que las marcas tienen que afrontar tarde o temprano. Las razones son múltiples.

Los márgenes de ganancia se reducen cada vez más -o al menos eso aseguran las marcas-, por lo que se necesitan negocios complementarios, como servicios post-venta. La competencia también ha aumentado; así, los fabricantes buscan diferenciarse de sus rivales. Por si fuera poco, los vendedores actúan como filtros y el contacto entre el cliente y la firma es mínimo...

Muchos de estos problemas se podrían solucionar con los denominados programas de fidelización, pero éstos deben ser diseñados de una manera concreta. Según Merce Management Consulting, estos contratos tendrían que integrar empresas atractivas como socias y ofrecer a los clientes múltiples posibilidades para ganar puntos.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.