PP y PSC presionan a Artur Mas para forzar un amplio acuerdo para el pacto fiscal

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, y el primer secretario del PSC, Pere Navarro, han escenificado su acuerdo para que el pacto fiscal sea fruto de un amplio acuerdo de las fuerzas políticas catalanas para tener fuerza de cara a negociar en Madrid, presionando así al Gobierno de Artur Mas para que rebaje sus posiciones y esté dispuesto a negociar.

Ambos se han reunido durante 20 minutos este jueves en el Parlamento autonómico, y en declaraciones posteriores en los pasillos han expresado su voluntad de que la mejora de la financiación catalana se mantenga en la Lofca, aunque difieren en si debe figurar como especificidad y en la creación de una agencia tributaria consorciada como defiende el PSC, o mantenerse dentro del régimen común como quiere el PP.

'El pacto será un éxito si estamos todos y está el PP. Si algunos quieren repetir episodios del pasado que han generado frustración colectiva se equivocan', ha advertido Camacho, después de que Navarro haya compartido la necesidad de que los populares estén en este futuro acuerdo de financiación, aunque no lo considera imprescindible.

Así, la líder del PP catalán ha avisado de que no aceptarán adherirse simplemente al planteamiento del Govern y votar las propuestas acordadas en la comisión de estudio del pacto fiscal avaladas por CiU, ERC e ICV-EUiA,

Según Camacho, los puntos de encuentro entre populares y socialistas deberían hacer reflexionar a CiU y al Govern y ceder en sus planteamientos para poder alcanzar entre todos un acuerdo lo más consensuado posible.

Por ello, ha emplazado al Ejecutivo catalán a abrirse a debatir lo que ahora considera 'líneas rojas' en esta cuestión, al insistir en que el consenso es fundamental para conseguir una mejora de la financiación catalana.

Ambos han coincidido también en que el consenso es necesario para evitar un 'fracaso y una nueva frustración colectiva' así como para huir de una confrontación con España, por lo que Camacho ha instado a Mas a aparcar su propuesta de crear una hacienda propia catalana si el Gobierno tumba el pacto fiscal.

Tanto socialistas como populares continuarán los contactos para acercar posturas antes y después de la cumbre de partidos catalanes del 30 de mayo, aunque Navarro ha llamado a esperar resultado de las negociaciones con todos los partidos para ahondar en las diferencias y puntos de encuentro.

Tras evitar concretar qué puntos de acuerdo tienen respecto a los modelos de financiación que han presentado sendas formaciones, Navarro ha remarcado que la voluntad del PSC no es crear ningún frente y ha defendido que su posición respecto al pacto fiscal es muy central.

Después de sus reuniones también con el Gobierno y con CiU por el pacto fiscal, ha negado que hayan recibido del PSOE instrucciones y toques de atención.