Por qué si no se hace nada los precios de los coches se dispararán en enero de 2021

El ciclo WLTP se instalará a partir del mes de enero de 2021 como la referencia a la hora de establecer el impuesto de matriculación. Te contamos por qué se pueden disparar los precios de los coches nuevos.

Por qué si no se hace nada los precios de los coches se dispararan en enero de 2021
Por qué si no se hace nada los precios de los coches se dispararan en enero de 2021

Lo conocemos desde hace tiempo, pues se instaló en septiembre de 2017 en nuestro país y terminó por ser una realidad a finales de 2018, momento en el que se convirtió en el ciclo de homologación obligatorio para cada modelo matriculado en nuestro país. Sin embargo, sus consecuencias se dejarán ver en toda su extensión a partir del 1 de enero de 2020.

Hablamos del ciclo de homologación WLTP, que ya funciona a pleno rendimiento pero que se convertirá en la referencia a la hora de establecer el impuesto de matriculación en cada coche vendido en nuestro país a partir del 1 de enero de 2021. Y, si nada cambia, el precio de los vehículos se encarecerá sustancialmente muy pronto. Y no es el peor de los casos.

Por qué si no se hace nada los precios de los coches se dispararan en enero de 2021

El Ciclo WLTP apareció por primera vez en 2017

¿Qué es el ciclo WLTP?

Puede que ya lo hayas olvidado, por lo que vamos a refrescar la memoria. Hasta septiembre de 2017, en Europa se utilizaba el ciclo NEDC para conocer el consumo y el volumen de emisiones de cada modelo lanzado al mercado. Este sistema siempre ha sido muy criticado y los potenciales compradores ya contaban con sumar un tanto por ciento nada desdeñable al consumo oficial publicado.

Esto sucedía porque los exámenes a los que se enfrentaban los vehículos se habían quedado obsoletos y la ciudadanía los criticaba por laxos. Apenas se realizaban dos pruebas en un laboratorio, llevando el coche a una velocidad máxima de 120 km/h y alcanzando al final de la prueba una velocidad media de apenas 34 km/h. La distancia simulada era de apenas 11 kilómetros.

Por qué si no se hace nada los precios de los coches se dispararan en enero de 2021

Las pruebas con tráfico real han cambiado sustancialmente los datos obtenidos

Pero hace casi tres años hizo su aparición el WLTP y un verdadero quebradero de cabeza para las marcas. La velocidad media se elevó a 46,5 km/h, se establecía la velocidad máxima en 131,3 km/h, la distancia recorrida ha superado los 23 kilómetros y, lo más importante, se tiene en cuenta cuatro fases dinámicas con tráfico real, así como el equipamiento opcional de cada vehículo. Los datos, por tanto, son mucho más cercanos a la realidad.

Sus consecuencias han sido evidentes. Mayores consumos y volumen de emisiones han provocado que las marcas hayan tenido que ajustar las motorizaciones para salvar multas millonarias, al tiempo que han visto cómo las normativas anticontaminantes se han ido endureciendo con los años.

¿Qué consecuencias tiene para los compradores?

Hasta ahora, el consumidor final se ha visto afectado indirectamente por la implantación del ciclo WLTP. Sí es cierto que todos los modelos nuevos desde 2019 en nuestro país tienen que ser homologados bajo estos criterios, pero, a la hora de pagar el impuesto de matriculación, se sigue tomando como referencia el ciclo NEDC.

Casi nadie consigue salvarse de la quema, ni siquiera los motores tricilíndricos de 1.0 litros. Un Seat Ibiza de gasolina con 80 CV emite 122 gr/km de CO2 y un Ford Fiesta con un bloque 1.1 de 75 CV expulsa a la atmósfera 121 gr/km. En ambos casos, con el ciclo NEDC como referencia hasta ahora, están exentos del impuesto de matriculación (sus emisiones son inferiores a 120 gr/km de CO2) pero con esta próxima medición WLTP están por encima de dicha barrera y tendrán que pagar un 4,75 por ciento de tasa a partir de 2021.

Por qué si no se hace nada los precios de los coches se dispararan en enero de 2021

Del ciclo NEDC al WLTP, muchos coches pasarán a pagar más del doble en impuesto de matriculación

Y aún puede ser peor, pues el salto es mucho más llamativo entre aquellos coches que llevan más tiempo en el mercado, que fueron homologados bajo el ciclo NEDC y que ahora tomarán sus resultados bajo WLTP para establecer el impuesto de matriculación sin que los motores se hayan cambiado.

Un Alfa Romeo Giulietta, con motor 1.4 TB de 120 CV de gasolina emitía con el ciclo anterior 144 gr/km de CO2, pero la cifra en WLTP se eleva hasta los 171 gr/km de CO2. Es decir, pasaría de pagar el 4,75 por ciento de impuesto de matriculación a un 9,75 por ciento. Más del doble. Esto mismo le sucede a un Fiat Tipo de gasolina, también con motor de 120 CV, cuyas emisiones pasan de un tramo a otro con el cambio de ciclo. Y la misma situación se repite en varias marcas y modelos, lo que encarecerá sin duda el precio del coche.

¡Y si esto no cambia!

Efectivamente, si nada cambia los precios de los coches se encarecerán. Pero, aún puede ser peor para el consumidor, porque los cambios que el Gobierno ya ha planteado en el borrador del Plan Nacional de Energía y Clima 2021-2030 tiene como objetivo endurecer aún más los tramos, haciéndolos más pequeños pero, también, más caros para los contribuyentes.

Tal y como te contamos en este artículo, el Ejecutivo se está planteando que sólo los vehículos cero emisiones estén exentos de pagar el impuesto de matriculación, por lo que todos los coches que expulsen más de 50 gr/km de CO2 tendrán que pagar dicha tasa. Pero, además, el tramo más bajo, de 121 gr/km a 160 gr/km, se subdividirá si estos planes son aprobados. Así, quienes ahora pagan un 4,75 por ciento porque su coche emite menos de 140 gr/km de CO2 tendrá que pagar un 9 por ciento. Y entre 141 y 160 gr/km se pasaría a pagar un 11 por ciento.