Polémicos SMS para buses en Madrid

Más de mil personas usaron el nuevo sistema de mensajes telefónicos cortos (SMS) para saber cuánto tardaría el autobús en llegar a la parada durante la primera jornada de funcionamiento de este nuevo sistema.

Este sistema, que aún se encuentra en fase experimental, tuvo una acogida “positiva", según los responsables municipales en las seis líneas de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) con cabecera en la plaza de Callao: la 45, la 75, la 133, la 146, la 147 y la 148. Extrapolando los datos obtenidos hoy y de mantenerse el mismo ritmo de utilización del servicio y añadiendo que se extenderá al resto de las 200 líneas de autobuses, en el futuro podrían cursarse al mes entre 300.000 ó 400.000 SMS. Sin embargo, la oposición municipal ha mostrado sus recelos respecto a esta nueva forma de informar a los usuarios de la llegada de los autobuses a sus paradas. La principal crítica es el precio, pues este servicio no es gratuito. Cada mensaje tiene un coste de 15 céntimos de euro, al que hay que añadir el IVA, con lo que el precio final se sitúa en los 17,4 céntimos. Consideran que esta iniciativa la debería pagar el Consistorio o la propia EMT. “Nos parece inicialmente bien que se informe al ciudadano, pero no entendemos que tenga que pagar por un servicio que debería darse a cargo de la EMT", ha indicado el edil socialista Manuel García Hierro, quien ha añadido que “no puede ser que, porque no se cumpla la regularidad de paso de los autobuses, los usuarios tengan que pagar para conocer cuándo llegan".Por su parte, el edil de IU, Julio Misiego, ha indicado que a su partido le preocupa “que, por desarrollar este nuevo sistema, se vaya a acabar con el servicio público que suponía informar a través de marquesinas en las paradas de autobús".Por su parte, el subdirector de desarrollo de la EMT, Arturo Martínez, ha confirmado que esta nueva tecnología complementa al de las pantallas electrónicas, que, de momento, sólo están instaladas en “42 ubicaciones representativas".