Polémica sobre la construcción del túnel de Horta en Barcelona

La Generalitat anuncia la exposición pública del proyecto para construir el túnel de Horta, pero incumple el acuerdo adoptado con el Parlament por el que antes deben realizarse estudios medioambientales y de movilidad.

El conseller de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat Catalana, Pere Macías, presentó ayer el plan de carreteras, al que se destinarán 203.000 millones de pesetas y cuyas obras comenzarían este mismo año, prolongándose hasta el 2003.
Pero la polémica surgió cuando Macías anunció que en marzo se pondrá a exposición pública el proyecto para construir el túnel de peaje de Horta, que está realizando la empresa pública Tabasa y que tiene el objetivo de mejorar las comunicaciones entre Barcelona y al comarca del Vallés.
La ley de Acompañamiento a los presupuestos de la Generalitat para este año incluye una disposición en la que se autorizaba el encargar directamente a Tabasa el proyecto sin necesidad de concurso. Pero el acuerdo adoptado por el Parlament supone que antes de aprobar la obra, hay que realizar un estudio sobre el posible impacto ambiental y sobre la posibilidad de incluir metro. Por lo tanto, deberían cumplirse estos puntos, así como las condiciones exigidas por el ayuntamiento de Barcelona, entre las que está el evitar el colapso del túnel de la Rovira.
El primer teniente de alcalde, Xavier Casas, advirtió que hay que cumplir todo lo que diga el Parlament por lo que el anuncio de Macías no favorece el entendimiento. Joan Ferrán, del PSC afirmó que el anuncio de Macías supone el "incumplimiento de los acuerdos políticos adoptados por la cámara catalana".
En el mismo sentido fueron la declaraciones de las demás fuerzas políticas, con excepción del PP. Este último se felicitó de que la Generalitat haya dado luz verde al proyecto, aunque matizó su oposición a que el túnel sea de peaje.

Los mejores vídeos